Una obra cinematográfica muestra la importancia del desarrollo de la imaginación, la pasión y el sentimiento, adicionales a los conocimientos técnicos.

Por Revista Summa

Con el objetivo de construir profesionales integrales, la Universidad Internacional de las Américas (U.I.A) busca promover en las futuras generaciones la pasión por los diversos géneros artísticos, inculcarles la importancia de la creatividad y el desarrollo de las habilidades blandas mediante el cine nacional.

“El Canto de la Vida” es una obra inspirada en el escultor costarricense Jorge Jiménez Deredia y dirigida por el cineasta Mario Cardona, la cual contó con el apoyo de la Universidad Internacional de las Américas (U.I.A), para quienes el pensamiento creativo es un eje fundamental en las futuras generaciones, y que mejor forma de desarrollarlo que por medio del arte cinematográfico.

La escasez de talento está en su punto más alto desde hace 12 años y las nuevas habilidades están apareciendo tan rápido como desaparecen las viejas. Casi todos los empleadores (90%) están siguiendo una o más estrategias de talento para asegurarse de contar con las habilidades que necesita. El 82% de los empleadores planea mejorar las habilidades de sus empleados para 2020 -un crecimiento exponencial de 43% en 2011-.

“En la U.I.A decidimos invertir en proyectos nacionales que tengan impacto a nivel social y emocional. Deseamos fomentar este tipo de espacios que aseguren la prosperidad del arte y la cultura. Además, queremos promover en las nuevas generaciones la pasión por los diversos géneros artísticos, inculcarles la importancia de la creatividad y el desarrollo de habilidades blandas en el desempeño de sus profesiones”, comentó Melisa Vilaplana, directora de Marketing de la U.I.A.

Esta producción es una muestra del alto nivel que tiene la industria cinematográfica en el país y que tiene como objetivo no solo apreciar la obra de arte, sino encontrar “El Canto de la Vida” de los estudiantes; en la actualidad ya no solo es primordial que los profesionales adquieran conocimientos técnicos, sino que hoy más que nunca es vital el desarrollo de la imaginación, la pasión y el sentimiento que nos hacen irremplazables.

Junto con el apoyo del director Mario Cardona, “El Canto de la Vida” brinda un mundo de luz y sombra, así como ángulos y claros oscuros más intensos para despertar y guiar a las personas a encontrar su propia respuesta, resaltando la importancia de estar bien con uno mismo, encontrarse y conocerse.

“El Canto de la Vida nace como una necesidad de contar historias profundas que conecten a las personas con su propia esencia y emociones. Hace más de un año empecé a trabajar en esta película que surge de un diálogo interior del escultor nacional Jorge Jiménez Deredia. El objetivo es que las personas reconozcan cómo el ser humano es capaz de descubrirse desarrollarse a partir de un testimonio”, comentó Mario Cardona, director de la película.

La película “El Canto de la Vida” tiene una duración de 17 minutos y su música original fue hecha por la costarricense Tina Malia, compositora y multi-instrumentista.

Pin It on Pinterest

Share This