En noviembre de 2018, Walmart México y Centroamérica había firmado un acuerdo para comprar la cadena.

Por Rocío Ballestero

GESSA, que tiene a su cargo 52 puntos de venta en el país bajo las marcas Perimercados, Saretto, Super Compro y Turribásicos, fue adquirido por un grupo de jóvenes empresarios, liderado por el Kinling Yan, dueño de una compañía de logística. Su enfoque estará en mantener y desarrollar dicho negocio de supermercados, para llegar al mayor número de costarricenses.

La Firma Asesora Financiera Grant Thornton fungió como consultora para la transacción de compra venta, actualmente sujeta a la aprobación de la Comisión para Promover la Competencia (Coprocom), órgano adscrito al Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

“La importancia de esta transacción radica en que  diferentes grupos resultarán beneficiados. Los cerca de 1.200 colaboradores mantendrán sus  puestos de trabajo e ingresos; los proveedores podrán seguir colocando sus productos y prestar sus servicios , como lo han hecho hasta el momento, y los consumidores seguirán contando con los establecimientos de GESSA para realizar sus compras en mejores condiciones”, comenta German Morales, socio director de Grant Thornton Costa Rica.

A su criterio, es de esperar que se hagan importantes cambios, con productos nuevos, en la combinación de mercadería y reestructuraciones físicas en los locales, con el fin de continuar beneficiando a los consumidores. En noviembre de 2018, Walmart México y Centroamérica había firmado un acuerdo para comprar la cadena, pero Coprocom frenó la operación, aduciendo que implicaba que un agente económico con mucho poder en el mercado se fortaleciera aún más, lo cual podría promover riesgos a nivel de precios, afectar a proveedores e incluso excluir a competidores. En su momento, tanto Walmart como Gessa presentaron recursos de reconsideración que fueron fallados con nuevas negativas de Coprocom y se dio por agotada la vía administrativa

Pin It on Pinterest

Share This