Se trata del mayor liderazgo corporativo en acción climática visto hasta ahora, veinte años antes de la meta del Acuerdo de París.


Por Revista Summa


Durante la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas, COP25, que está ocurriendo en Madrid, 533 Empresas B se han comprometido públicamente a acelerar la reducción de sus emisiones de carbono al 2030 y no al 2050 como se estableció en el Acuerdo de París en 2015. Así se busca evitar que la temperatura del planeta aumente más de 1,5ºC, según el límite que la comunidad científica acordó para evitar los peores impactos sociales y ambientales. 

De estas 530 Empresas B, destacan cuatro Empresas B costarricenses como lo son:Florex, Nahua cacao, Chocolate, Yuxta Energy, y Bodhi Surf + Yoga, también destaca la guatemalteca Biourbanismo – By Botanik.

El compromiso de estas empresas es una reducción significativa de carbono para un futuro con emisiones netas cero de aquí al 2030 y es parte del esfuerzo más ambicioso visto hasta ahora en el mundo, llevado a cabo por empresas que demuestran liderazgo en un momento de inquietud e incertidumbre ambiental y económica. 

Algunas Empresas B comprometidas son Patagonia, Davines, Allbirds, Intrepid Travel, The Body Shop, Ecoalf, The Guardian, entre otras. Las Empresas B Certificadas, son corporaciones que cumplen con los más altos estándares verificados de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad legal. En el mundo, hay más de 3000 Empresas B, de más de 70 países y 150 rubros, que utilizan el poder de los negocios para resolver los principales desafíos sociales y ambientales de la actualidad, incluida la crisis climática. 

Gonzalo Muñoz, champion climático de alto nivel para la COP25, cofundador de la primera Empresa B en América del Sur y cofundador de Sistema B dice, “esespecialmente conmovedor anunciar, hoy, durante la COP25, los compromisos de más de 500 valientes Empresas B para lograr cero emisiones netas de aquí a 2030, un anuncio dirigido a la secretaría de la CMNUCC y a todo el mundo. Todos los sistemas económicos deben cambiar si queremos evitar los impactos más catastróficos del calentamiento global y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y la comunidad global de Empresa B tiene un papel fundamental en este proceso. Necesitamos el liderazgo empresarial para acelerar la trayectoria de reducción de las emisiones dentro de sus propios negocios y para fomentar la adopción de políticas climáticas por parte de los gobiernos. Las Empresas B pueden liderar el esfuerzo para demostrar lo que se puede hacer individual y colectivamente». 

Marcel Fukayama, co-fundador de Sistema B Brasil y Director Ejecutivo de Sistema B Internacional menciona, «el compromiso de las Empresas B evidencia la importancia del sector empresarial para impulsar y acelerar los cambios que necesitamos. En medio de la crisis que vivimos en las instituciones y en particular en América Latina, vemos acciones concretas y objetivas que son respuestas de cómo podemos proponer alternativas prácticas para una nueva economía de impacto positivo».

“Desde su fundación en 2006, el movimiento global de Empresas B se ha centrado en el liderazgo. Estas son empresas que integran legalmente el compromiso de considerar los intereses de todos sus públicos, no solo los accionistas. Las Empresas B están respondiendo al llamado de ser parte de la solución a la crisis climática, actuando de manera decisiva, urgente y audaz. La COP25 es un momento decisivo en el que todos los sectores de la sociedad tienen que expresar su compromiso y aumentar su ambición de tomar medidas para abordar la crisis climática. Esperamos que el compromiso asumido por las Empresas B de ser carbono neutrales al 2030, inspire a todas las empresas del mundo a seguir su ejemplo, y que las soluciones generadas y compartidas a partir de su arduo trabajo en los próximos diez años, ayuden a la transición de un futuro posible de cero emisiones de carbono”, dice Juan Pablo Larenas, cofundador de Sistema B.

Pin It on Pinterest

Share This