Cuidado con las fotos de menores, de indicar que su casa está sola, de brindar datos personales en sitios desconocidos, los ciberdelincuentes aprovechan para hacer estafas, asaltos, suplantaciones de identidad y extorsiones.

Por Revista Summa

El uso de las redes sociales y de otras plataformas en Internet, han permitido que cada vez más personas tengan las posibilidades de interactuar con familia, amigos, compañeros y hasta con gente extraña. Pese a que ha sido una buena forma de distracción, también han ocasionado problemas por desconocimiento de los riesgos que existen en la red.

Es posible que alguna vez se hayan compartido en Internet algún tipo de información privada o sensible que pueda afectar a las personas, sin ser conscientes del tipo de repercusión que puede llegar a tener. Antes de compartir algo en Internet, se debe pensar si realmente se quiere brindar esa información; recuerde que  al ser publicado en internet se puede perder el control de esos datos personales o información delicada.

Aunque cada uno  puede decir compartir sus datos personales libremente, es importante conocer  algunos riesgos que puede generarse a la hora de publicarlos o registrar sus datos

  1. Correo electrónico y número de teléfono: Aunque es habitual usarlos cuando se hacen los registros en los sitios web, si se comparten libremente se hay exposición para ser víctimas de spam, phishing y todo tipo de ciberataques, piense bien dónde registra su correo.
  2. Dirección y ubicación: Compartir la ubicación en tiempo real o la dirección del hogar  puede generar riesgos para usted y su familia; esta información puede ser aprovechada por criminales para robar en su hogar u alguna otra acción contra su persona.
  3. Fotos de menores: Ese tipo de fotos puede implicar un riesgo para el menor, no se sabe dónde pueden terminar esas fotos y quien puede tener acceso a ellas, lo mejor es evitar compartirlas en perfiles públicos o registrarlas en sitios desconocidos.
  4. Fotos comprometedoras: Publicar fotos comprometedoras o de índole sexual pueden ser utilizadas para extorsiones o ciberacoso, piense muy bien a quién o en dónde comparte este tipo de fotografías.
  5. Datos personales: La cédula, la orden patronal, las tarjetas de crédito y débito, las contraseñas, los contratos, los carnés del trabajo, las placas de su carro son datos personales que pueden ser mal utilizados y llevar a acciones cibercriminales como la suplantación de identidad.
  6. Comentarios comprometedores: un comentario subido de tono en Internet puede llegar a personas que pueden tomar medidas legales contra usted, recuerde que las leyes también aplican en Internet
  7. Conversaciones privadas: ese tipo de conversaciones pueden traer graves consecuencias legales si las comparte en público, son privadas, es un delito si las comparte.
  8. Fotos de viajes y paseos: es importante evitar este tipo de publicaciones cuando no se está en el país, o de vacaciones, lo mejor es publicarlas cuando ya se está en la casa.
  9. Compartir información de premios, lotería, chances: eso puede ser utilizado por criminales para asaltos, evite mostrar que está manejando mucho dinero, es mejor prevenir.
  10. Cuidado con las redes sociales: Las redes sociales es uno de los lugares predilectos por los cibercriminales para robar información privada, cuidado al publicar contenido que pueda resultar perjudicial.

“Es importante que las personas desconfíen y no ingresen ni accedan a plataformas que desconocen, o de correos o mensajes que parecen de origen legítimo o que ofrecen premios o riquezas; actualmente los cibercriminales están utilizando más que nunca la ingeniería social y buscan engañar a las personas para fines de estafas o utilizar sus datos para otras acciones cibercriminales, es por eso que la cultura digital es fundamental para que mejoremos y no caigamos en estos engaños” explicó Roberto Lemaitre, profesor de Derecho Digital de la Universidad Cenfotec.

Pin It on Pinterest

Share This