La mayoría de los jóvenes no están interesados en volver a la oficina después de la pandemia.

Por Revista Summa

El futuro de las compañías son los jóvenes, aquellos que están terminando la universidad y se les ha dificultado su inserción en el sistema laboral. La generación Z nació en un ambiente completamente digital y viene con una visión diferente, novedosa y quienes la integran, no se quedarán quietos con este sistema al que ya estaban acostumbradas las generaciones anteriores.

El estudio “The born digital effect” realizado por Citrix Systems, presentó la información obtenida de mil líderes empresariales y dos mil jóvenes trabajadores en 10 países. De estos últimos, 750 eran parte de la Generación Z, (nacidos después de 1997) y 1.250 eran Millennials (nacidos después de 1981). El estudio reveló qué es lo que atrae y motiva a estos jóvenes:

· El 87% se centra en la estabilidad laboral, la seguridad y un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal.
· El 90% de los encuestados no tiene interés en regresar al trabajo de oficina a tiempo completo, una vez que la pandemia haya terminado.
· El 51% prefiere un modelo de trabajo híbrido en el que pueda trabajar desde casa la mayor parte del tiempo o todo el tiempo.
· Al 21% le gustaría trabajar de forma híbrida con el tiempo dividido equitativamente entre el hogar y la oficina.
· Sólo el 10% quiere desempeñarse a tiempo completo de manera presencial.

Por otro lado, los jóvenes también clasificaron los tres aspectos más importantes para ellos en una empresa, y lo que buscan al elegir una.

· El 83% quiere autonomía o la oportunidad de trabajar en un entorno de mucha confianza.
· El 81% quiere compensaciones y recompensas según el desempeño.
· El 79% está interesado en un liderazgo fuerte y visible.

Gracias a este estudio se puede concluir que los “nativos digitales” están a la expectativa de trabajar de una forma diferente, disruptiva y atractiva para desarrollarse laboralmente en modelos “Híbridos” (presencial y remoto). Ya las prioridades no son un buen salario, una compañía de renombre o conseguir un determinado puesto o “estatus”.

Por otro lado, la Generación Z ha tenido que ser más ágil profesionalmente que cualquier otro segmento de edad frente a la COVID-19. El 36% ha cambiado de rol o ha tenido que asumir uno nuevo ya que sus empresas se han visto obligadas a adaptar la forma en que trabajan o las habilidades que les exigían y, en algunos casos, a reestructurar sus operaciones. En el resto de las edades, el 28% tuvo que cambiar de rol.

Estos nuevos talentos buscarán propuestas laborales que les permitan desarrollarse en entornos colaborativos, motivantes, desafiantes, de respeto, sin importar la edad o la experiencia, más inclusivos, con conciencia por el medio ambiente y sobre todo, que les permita desarrollar sus talentos. Según un estudio realizado por la universidad Jorge Tadeo Lozano se afirma que el 61% de jóvenes no considera que la medida del éxito sea el dinero. Si no que creen que el éxito se logra por medio de la reputación y el reconocimiento.

Estos jóvenes son tan veloces como la tecnología, están motivados por los intereses del futuro. Sin duda, se debe cambiar la mirada de las empresas y romper esquemas para evolucionar, no solo los jóvenes perderán oportunidades para desarrollarse sino también las empresas al no lograr atraer el talento para construir compañías del futuro.

“Hoy los millennials y los centennials conforman más de un 60% de la dotación de las organizaciones, y se espera que a partir del 2050 en adelante, sea el 75% de las personas que conformen una organización. Es decir, 8 de cada 10, serán millennials o centennials. Más del 90 por ciento de los jóvenes que hoy conforman estas generaciones, no quieren volver al modelo presencial del trabajo, sino que están más predispuestos a un modelo híbrido, con algunos días de trabajo desde sus hogares y otros, en oficina”, afirma Horacio Llovet, co-fundador de Nawaiam, la plataforma de gamificación centrada en la gestión del talento. “Antes se nos educaba con el concepto de trabajar para poder comprar el auto, la casa, etc… Hoy las nuevas generaciones, trabajan para vivir, viajar, etc. Cambiaron las responsabilidades. El trabajo es un medio y no un fin en sí mismo. De hecho, se habla de que la principal crisis en el próximo milenio, no va a ser por ej. económica sino que va a ser de talentos. Cómo empezamos a encontrar el talento necesario. Hoy, a través de la tecnología y el teletrabajo, las personas pasan a ser posibilidades de capital en el mundo, porque la distancia quedó anulada, dada la tecnología”.

Esta compañía es un claro ejemplo de cómo por medio de la tecnología se pueden humanizar los procesos y llevarlos a un nuevo nivel, a través de la diversión y el entretenimiento, algo que buscan los jóvenes, que serán nuestro futuro.

Pin It on Pinterest

Share This