Latinoamérica y el Caribe han dado pasos en la buena dirección durante los últimos cuatro años para facilitar el acceso bancario a los pobres según el Banco Mundial en su informe Global Findex 2014, que analiza la inclusión financiera en 143 economías del mundo

Por: Karol Pérez

Latinoamérica y el Caribe han dado pasos en la buena dirección durante los últimos cuatro años para facilitar el acceso bancario a los pobres, según el informe sobre acceso a la banca Global Findex publicado por el Banco Mundial.

El informe, que estudió las tendencias globales en el acceso a recursos y productos bancarios, determinó que hasta 700 millones de adultos en todo el planeta pasaron a ser nuevos poseedores de una cuenta bancaria entre 2011 y 2014, una tendencia global que también siguieron los países latinoamericanos.

Entre 2011 y 2014  el número de personas ‘no bancarizadas’ disminuyó 20%, a 2.000 millones de adultos, destacó el BM.

El presidente del BM, Jim Yong Kim, indicó que la inclusión financiera puede ser una alternativa para erradicar la pobreza. “Hemos fijado un objetivo muy ambicioso: el acceso universal a servicios financieros antes de fines de 2020, y ahora tenemos datos concluyentes de que  estamos logrando grandes avances al respecto”, indicó.

El informe señala que el país más bancarizado de la región centroamericana es Costa Rica en donde 64 de cada 100 ticos mayor de 15 años posee una cuenta bancaria, mientras en Nicaragua ese porcentaje solo alcanza el 8%.

El informe indica que países como El Salvador, Guatemala y Panamá casi duplicaron la cantidad de personas con acceso a una cuenta bancaria, siendo los que reportaron avances más significativos en cuatro años.

Por su parte los salvadoreños son los que más han utilizado la herramienta del  financiamiento bancario con un 17%, frente a  3,89% en 2011. Mientras los ticos son los que más utilizan la herramienta del ahorro en las instituciones bancarias con un 24%.BANCARIZACión

Latinoamérica

En el caso de América Latina se hizo grandes avances para incorporar a los pobres en el sistema financiero, por ejemplo: 135 millones de adultos tienen una cuenta, es decir el 51 % de los adultos de la región, mientras en 2011 era un 39%, sin embargo, 210 millones siguen sin estar bancarizados. En toda la región,  un 28 % de los adultos realiza los pagos de forma habitual directamente desde su cuenta bancaria usando una tarjeta de débito, un porcentaje superior a la media de los países en desarrollo, que se sitúa en el 14 %.

Sin embargo, aún puede hacerse mucho por impulsar el uso, ya que  135 millones de adultos tienen una cuenta, pero pagan sus facturas de servicios públicos en efectivo.

Brasil fue el país que experimentó el mayor crecimiento (51% de la población adulta dispone de cuenta bancaria, frente al 39% registrado en el 2011). Mientras Argentina también registró un aumento en el número de personas con cuenta bancaria, y pasó de 22% en el 2011 al 44% en el 2014.

Pin It on Pinterest

Share This