La transformación digital, innovación y una cultura de datos también son parte de su ADN organizacional.

Por Revista Summa

Desde hace 63 años, para Coopeservidores (CS) pensar primero en la gente es lo más importante. Con sus productos de ahorro, crédito, seguros e innovación, busca convertir los sueños de la gente en realidad. Su estrategia de Triple Bienestar busca impulsar el desarrollo social en las comunidades y mitigar sus impactos negativos.

Con la creación de su segunda empresa, CS Corredora de Seguros, en 2018 se transformó en CS Grupo Financiero (CSGF). Gracias a estos esfuerzos, Coopeservidores se convirtió, en dos ocasiones, en la primera cooperativa en Latinoamérica en ser firmante fundadora de iniciativas de las Naciones Unidas: los Principios de Banca Responsable en 2019 y de la Alianza Bancaria de Cero Emisiones Netas en 2021.

Además, se convirtió en la primera cooperativa de ahorro y crédito en Costa Rica Carbono Neutro Plus en 2020. También, se ha certificado con las normas de Calidad ISO9001:2015, Responsabilidad Social INTEG35:2012, Carbono Neutro INTEB5:2016, Sistema de Gestión Ambiental ISO14001:2015 y las licencias Esencial Costa Rica y Great Place to Work.

“Estos reconocimientos reafirman nuestro compromiso con la responsabilidad social, porque creemos fielmente en un modelo de negocios rentable y que genere valor para la sociedad y el ambiente”, expresó Oscar Hidalgo, gerente general corporativo de CSGF.

La transformación digital, innovación y una cultura de datos también son parte de su ADN organizacional. Esto lo llevó a crear el primer centro de innovación abierta del sector cooperativo financiero latinoamericano, Nova Hub. Además, fue la primera entidad financiera en Costa Rica en contar con biometría facial en sus canales transaccionales, e incorporó la inteligencia artificial en su asistente virtual para facilitar el autoservicio 24/7.

El 2020 fue un año clave para hacer realidad más que nunca su lema “gente ayudando gente”. Bajo la campaña “Por el bien de todos”, aplicó una prórroga a los créditos de 42.000 asociados para que utilizaran ese dinero para hacerle frente a la crisis. También, donó más de ₡40 millones a iniciativas sociales y brindó más de ₡110 millones en ayudas solidarias a quienes requerían apoyo económico.

“A través de estas acciones, CSGF busca trasformar el bienestar económico en bienestar social y ambiental, impactando positivamente a sus asociados, colaboradores y la sociedad costarricense», concluyó el Gerente General Corporativo.

Pin It on Pinterest

Share This