En Costa Rica y República Dominicana es donde más tardan los cambios en los precios internacionales del crudo en trasladarse a la inflación del país

Por La Tribuna 

El precio del barril de petróleo en 2016 alcanzaría los US$45, inferior a 2015 cuando llegó a US$48,75, cayendo en un promedio de 48 puntos porcentuales con respecto al 2014, estiman proyecciones de la firma consultora EY.

Dicha firma realizó un estudio que evidencia el rumbo y las implicaciones que tiene el petróleo sobre los precios, y específicamente sobre la inflación, en los países de la región.

La matriz energética en la región es altamente dependiente al crudo, por tanto resulta de gran importancia conocer su comportamiento para la toma de decisiones de los agentes económicos y de previsiones y ajustes correspondientes a sus matrices de costos.

Según Carmen Rovira, experta del sector energía de EY para Centroamérica, Panamá y República Dominicana, la baja en los costos se debe a la oferta y sobre oferta, en 2015, la producción aumentó un 3% en promedio respecto al año 2014; pasando de 86 a US$88,5 millones de barriles por día.

Además, la demanda se ha desacelerado pues las estimaciones son de apenas un 2% de crecimiento para el último trimestre de este año, agrego Rovira.

Con esas condiciones se generaría una sobre oferta promedio anual cercana a los US$2,75 millones de barriles por día, manteniendo así la presión en la cotización sobre el barril de petróleo en los mercados internacionales. Otro factor es la importancia del petróleo en la economía, a medida que las tecnologías avanzan los países buscan diversificar su matriz energética y ser menos dependientes de la energía fósil, tal es el caso del petróleo.

La cantidad de petróleo necesaria para generar un dólar de PIB (Producto Interno Bruto) se ha ido disminuyendo globalmente, en un 1,4% de promedio anual, gracias a energías renovables y más eficientes. En proyecciones crecimiento Fondo Monetario Internacional (FMI), las economías emergentes están viendo una desaceleración en sus tasas de crecimiento y muchos riesgos macroeconómicos persisten.

El Fondo Monetario Internacional ha hecho revisiones hacia la baja en sus perspectivas de crecimiento en dos ocasiones en el 2015: en julio de 3,5% a 3,3% y en octubre de 3,3% a 3,1% Por otro lado, el estudio elaborado por EY permitió concluir la estrecha relación e impacto que pueden tener los precios internacionales del crudo en la estructura de costos de la región.

En Costa Rica y República Dominicana es donde más tardan los cambios en los precios internacionales del crudo en trasladarse a la inflación del país.

En Nicaragua el efecto es casi inmediato, donde un período después se estaría impactando la inflación. Finalmente en El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá tardaría dos meses en que la inflación perciba los ajustes del precio del crudo internacional.

Pin It on Pinterest

Share This