La fijación de precios perjudica a los consumidores, reduce la innovación comercial y desincentiva la inversión, produciendo un severo daño al entorno económico y la competitividad del país, según la ASIET

Por Revista Summa

La existencia de regulación tarifaria en los servicios al público en la industria móvil es una situación única en América Latina y no se encuentra un caso similar en los países de la OECD, lo que sitúa a Costa Rica con la regulación más atrasada del continente en este sentido. Las mejores prácticas internacionales promueven una competencia a nivel de precios y esquemas comerciales diferenciados.

Según la la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET)  expresa que la fijación de precios perjudica a los consumidores, reduce la innovación comercial y desincentiva la inversión, produciendo un severo daño al entorno económico y la competitividad del país. Este tipo de regulación limita la posibilidad de que se ofrezcan mejores opciones para el consumidor al establecer limitantes que inhiben el incremento del tráfico de datos y la posibilidad de llevar servicios a grupos y zonas de difícil acceso. Al analizar el entorno internacional, en el que no existe regulaciòn tarifaria, se verifica que las ofertas actuales en el mercado costarricense están limitadas en velocidades inferiores a las que el desarrollo tecnológico permite.

En un estudio publicado recientemente por el Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina (cet.la), titulado “Análisis de la Regulación de los precios minoristas de Servicios Móviles en Costa Rica”, y realizado por Pablo Márquez, de Márquez-Barrera Consultores, con base en las mejores prácticas de la OECD, se analiza el mercado de las telecomunicaciones y se plantea una cuestión fundamental a partir de un sólido análisis técnico y regulatorio: mantener una excesiva regulación tarifaria cuando existen condiciones para la competencia efectiva, podría tener efectos adversos en el corto, mediano y largo plazos. La consideración de los insumos, conclusiones y recomendaciones planteados en el estudio de cet.la, y citadas en la contribución de ASIET durante la consulta realizada en Costa Rica, aportaría elementos fundamentales para el trabajo de revisión de las opiniones en materia de mercados de telecomunicaciones que ahora mismo realiza la SUTEL y que derivará en una resolución final.

Es evidente para todos los costarricenses que existe en la actualidad una alta competencia entre los tres operadores que participan en el mercado de forma más intensa, lo que está refrendado por los comparativos internacionales de precios contenidos en el propio estudio sometido a consulta y en la evolución de las participaciones de mercado. Costa Rica tiene hoy día los precios más bajos de América Latina y las tarifas de mercado son sustancialmente inferiores a los techos establecidos en la regulación costarricense.

El informe publicado por SUTEL, con relación a la definición de los mercados relevantes en el país, omite información relevante sobre la evolución real de los precios y la diversificación de la oferta de servicios móviles por lo que sugiere mantener el status quo, lo que resulta preocupante para la evolución futura del mercado. Este documento plantea insuficientes condiciones para la competencia y la existencia de “dominancia conjunta” en el mercado móvil prepago, condición que no se respalda en elementos o evidencia aceptables, al haber omitido información relevante que debería subsanarse durante la consulta.

Pin It on Pinterest

Share This