La ausencia de este recurso puede provocar la posible baja en la calificación portuaria de Costa Rica por parte de EE.UU.

Por Revista Summa

La Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO), solicita con vehemencia implementar a la brevedad el Centro de Inspección Remoto (CIR) en la Terminal de Contenedores de Moín cuya puesta en marcha se anunció para el pasado 01 de julio; sin embargo una falla técnica del escáner en la TCM impidió su ejecución en dicho plazo.

Como representantes del sector exportador lamentamos no contar con una fecha precisa del inicio de este sistema, ya nuestra carga de exportación continua siendo vulnerable al narcotráfico, afectando no solo nuestro desempeño, sino la imagen costarricense a nivel internacional.

Las fallas técnicas se dan debido a que no se pudo ajustar el formato de imagen del escáner de APM Terminals al CIR; a pesar de que la Comisión Nacional de Facilitación del Comercio (CONAFAC) hizo la notificación de la fecha de inicio del proyecto con antelación. Este ajuste puede prolongarse durante aproximadamente nueve semanas a partir de la orden de inicio de APM.

«Desde CADEXCO consideramos apremiante que la TCM ponga a disposición del sector exportador el uso del escáner para que las cargas sean sometidas a revisiones aleatorias o por riesgo según los definan las autoridades, logrando así disminuir el riesgo de incidencia.

Solicitamos a las autoridades de Gobierno, como líderes en la aplicación de este proyecto, para que insistan en la aceleración de este recurso de manera expedita ya que estamos enviando un mensaje incorrecto al mundo», explicó Laura Bonilla, Presidenta de CADEXCO.

Asimismo, solicitamos a APM emitir cuanto antes la orden de inicio de este ajuste técnico, con el fin de contribuir con la seguridad de nuestra carga, así como para evitar una posible baja en la calificación portuaria de nuestro país por parte de Estados Unidos; lo que indicaría que carecemos de las regulaciones necesarias para supervisar los contenedores que exportamos, situación que desfavorece la agilización del comercio entre ambas naciones.

Recientemente se incautaron 1,600 kg de cocaína en España en un contenedor procedente de Costa Rica. Cada vez que esto sucede, aumentan los controles de los productos que exportamos, lo que provoca atrasos, más costos que deben soportar los exportadores y la reducción de las ventas.

El año anterior Estados Unidos adquirió un valor exportado de nuestros productos equivalente a $4.401 millones, mientras que en el 2017 el monto registrado fue  de $4.168 millones. Asimismo dicha nación vendió a nuestro país el año anterior importaciones valoradas en $6.446 millones, mientras que dos años atrás la cifra fue equivalente a $6.087 millones. Ambos intercambios comerciales han estado en aumento por lo que para garantizar el fortalecimiento de estos lazos comerciales con este y otros destinos estratégicos Costa Rica debe mostrar seguridad portuaria para sus y mercancías.

Pin It on Pinterest

Share This