La obra de capital nacional estaría lista en 18 meses.

Por Revista Summa.

La colocación de la primera piedra de Santa Ana Country Club, este jueves, marca el inicio de la obra para el desarrollo del más innovador club social y deportivo del país, con una inversión de capital costarricense que ronda los US$50 millones y que contratará a unas 350 personas –durante la fase de construcción- y a más de 100 cuando entre en operaciones, generando más empleos al país. Este es también el primer club que incluye criterios de sostenibilidad desde su etapa de edificación.

La primera piedra se colocará contando ya con más de 500 membresías adquiridas por familias, parejas y profesionales solteros que encontraron en Santa Ana Country Club el entorno ideal para equilibrar su vida personal, familiar y laboral. Uno de los aspectos que más resaltaron los hombres y mujeres de negocio respecto al club, es que aquí encontrarán la posibilidad de generar un espacio de networking, donde podrán reunirse con clientes, en un lugar confortable para trabajar, equipado para satisfacer sus necesidades, contando incluso con salones de reuniones con capacidad de hasta 400 personas.

“Estamos muy complacidos con el inicio de la etapa constructiva. Hace más de 40 años que no se realizaba una obra de este tipo en nuestro país. El club abrirá sus puertas en el tercer trimestre del 2018”, comentó Karla Quevedo, gerente comercial de Garnier y Garnier Desarrollos Inmobiliarios. S.A., grupo desarrollador y socio director del proyecto.

El evento para el inicio de la obra tuvo lugar en el terreno de 80.000 metros cuadrados que se ubica estratégicamente en el oeste de San José, en Pozos de Santa Ana; participaron socios, accionistas, proveedores, autoridades municipales e invitados.

Santa Ana Country Club será un centro de soluciones con múltiples facilidades para la promoción de los negocios, la gastronomía, el entretenimiento, la naturaleza y el deporte, enfocado al bienestar y mejora de la calidad de vida de sus miembros.

El club ofrecerá diferentes espacios que incentivarán el ejercicio físico. “Son 2.500 metros de senderos en la montaña para correr, realizar caminatas o recorridos en bicicleta, áreas para la práctica del yoga y actividades al aire libre. También contaremos con un gimnasio, tres piscinas y canchas de tenis, de raquetbol/squash, fútbol 5 y voleibol de arena”, agregó Alberto Bonilla, Director de Proyectos de Garnier & Garnier Desarrollos Inmobiliarios.

“Visualizamos este club, con todos los componentes de deporte, esparcimiento, relajación y gastronomía que se traducen en mejorar la calidad de una vida dinámica de sus miembros”, señaló Ronald Zürcher, arquitecto y socio del proyecto.

Pin It on Pinterest

Share This