El nuevo restaurante se ubica a 1,1 kilómetros del inmueble anterior y con la apertura esperan ofrecerles a los clientes una atención más personalizada.

Por Revista Summa

El restaurante El Novillo Alegre se trasladó recientemente a un nuevo local en el Centro Corporativo Lindora, en Pozos de Santa Ana y el cual cuenta con modernas y cómodas instalaciones para recibir a sus clientes. 

El nuevo y moderno local se ubica a tan solo 1,1 kilómetros de su anterior restaurante y está en una zona rodeada de muchísimos oficentros, residenciales y cuenta con un acceso al cantón mucho más fácil. 

“La decisión del traslado se ha tomado pensando en la contracción que va a existir post Covid-19 en el mercado. El sector gastronómico que tan afectado está por toda esta situación vivirá grandes retos, los restauranteros estamos enfrentándonos a grandes pruebas. Vendrá además una era de grandes cambios en el mercado, con los cuales debemos de aprender a vivir. Pero estoy muy esperanzado que todo esto pasará y será el recuerdo en una dura experiencia que nos tocó vivir como sociedad, pero que como empresario comprometido con los costarricenses queremos ofrecerles una experiencia más personalizada y con instalaciones más modernas”, explicó Martín Aldaburu, representante de El Novillo Alegre.

El restaurante en Santa Ana ha afrontado la pandemia, provocada por el nuevo coronavirus manteniendo íntegra su planilla. Ellos se han encargado de seguir dando el servicio que los clientes merecen.

Tampoco se ha dejado de atender al público, ni un solo día, y se ha cumplido a cabalidad con todos los protocolos que ha emitido el Ministerio de Salud, para mitigar los efectos de esta pandemia, cabe destacar que el restaurante ha mantenido su servicio delivery.

“En tiempos de crisis vemos como cada ser humano saca lo mejor de sí, esto aplica en todo ámbito. Nuestra prioridad es seguir atendiendo de manera personalizada a la clientela, que es la que con su preferencia nos ha hecho crecer y mantenernos en este mercado cada vez más competitivo. No tenemos manera de agradecer a ellos tantas muestras de cariño y apoyo en esta época tan convulsa por la que nos ha tocado transitar y pagamos eso con nuestro arduo trabajo”, añadió Aldaburu.

El restaurante cumple a cabalidad todas las regulaciones que ha emitido el Ministerio de Salud y aplica los protocolos en pro de proteger a sus clientes y colaboradores.

Pin It on Pinterest

Share This