La embarcación, tipo patrullero 320 Eduardoño, mide 32 pies, tiene capacidad para al menos cuatro tripulantes y ocho pasajeros

Por Revista Summa

Los guardaparques de la Isla del Coco, cuentan con una nueva embarcación que les ayudará a mejorar las labores de control y vigilancia, para proteger este Parque Nacional. La embarcación, comprada gracias a la campaña “Todos a bordo por la Isla del Coco”, fue entregada hoy en un acto realizado en el muelle del Servicio Nacional de Guardacostas en Caldera. En la actividad participaron autoridades del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), aliados estratégicos y empresas donantes. Esta campaña fue desarrollada entre abril y julio de 2015, por la Asociación Costa Rica por Siempre (ACRXS) y la Fundación Amigos de la Isla del Coco (FAICO). Además, se contó con socios estratégicos como Televisora de Costa Rica, Grupo Nación e ICE-Kolbi; así como el apoyo de 23 empresas y miles costarricenses. En conjunto se recaudó US$223.000.

Zdenka Piskulich, Directora Ejecutiva de la Asociación Costa Rica por Siempre, mencionó que “esta exitosa campaña nos permitió adquirir una embarcación totalmente nueva y equipada, valorada en US$160.000 . Esto será un complemento para el radar instalado recientemente en la Isla del Coco, los guardaparques ahora podrán desplazarse cuando detecten alguna situación irregular”.

Los restantes US$63.000 de la campaña se usarán para crear un fondo que permita dar el adecuado mantenimiento a la embarcación por los próximos años y así asegurar un óptimo funcionamiento.

La embarcación, tipo patrullero 320 Eduardoño, mide 32 pies, tiene capacidad para al menos cuatro tripulantes y ocho pasajeros. A nivel de distancia, tiene una autonomía de hasta 300 kilómetros y podrá alcanzar una velocidad máxima de 40 nudos.

Está diseñada específicamente para realizar trabajos de intercepción marítima. Además, fue equipada con dos motores fuera de borda de dos tiempos y 200HP de potencia cada uno, radar marino, radio de comunicación, dos GPS, mapas electrónicos, tres baterías marinas de alto rendimiento y luz exploradora.

Alejandra Villalobos, Directora Ejecutiva de FAICO señaló que “la lejanía de Isla del Coco de nuestra costa hace más difícil el trabajo de control y protección. Esta situación, aunada al poco personal en la Isla y la falta de recursos, complica las labores de vigilancia. De ahí la importancia de que los guadaparques puedan contar con esta lancha, que llevará por nombre Tiburón Martillo.”

En las aguas de la Isla del Coco se encuentra una enorme cantidad de tiburones martillo (hasta 42 individuos por hectárea), así como tiburones de aleta blanca, atún aleta amarilla, peces loro, mantas y jureles.

La pesca ilegal dentro y en las cercanías del área marina protegida de la isla del Coco, compromete la fauna y los ecosistemas marinos, así como la propia función de la Isla como zona de reproducción y mantenimiento de la productividad ecológica de la región.

El traslado a la Isla se realizará mediante remolque, gracias al apoyo de un barco operador, que viaja regularmente. Asimismo, el Servicio Nacional de Guardacostas brindará su apoyo técnico y logístico, para cumplir con el objetivo de que el personal de la Isla del Coco cuente con el recurso necesario para realizar las labores de patrullaje.

Pin It on Pinterest

Share This