Según el Gobierno, ya no hay hacinamiento en las cárceles, pues ese término se emplea a partir de un 20 % de sobrepoblación.

Por EFE

El Gobierno de Costa Rica informó este martes que consiguió reducir la soprepoblación carcelaria del 43 % a 5,8 % con la construcción de 2.200 espacios en los últimos 4 años y una inversión de unos 35 millones de dólares.

El Gobierno detalló que al 31 de marzo de 2022, la capacidad carcelaria de Costa Rica es de 13.791 espacios, pero se encuentran recluidas 14.595 personas.

“En estos cuatro años se ha trabajado para resolver los problemas del sistema penitenciario nacional, que conllevan no solo la dotación suficiente y adecuada de los espacios donde la población penal pueda habitar y desarrollarse dignamente, sino también la existencia del talento humano para atenderlos de manera segura y profesional», dijo la ministra de Justicia y Paz, Fiorella Salazar.

La funcionaria agregó que «la notable disminución en la sobrepoblación es reflejo del camino recorrido y es, al mismo tiempo, motivación para seguir mejorando las condiciones que garanticen los derechos humanos en el cumplimiento de las penas”.

El principal proyecto durante los últimos 4 años fue la construcción del Centro de Atención Integral Terrazas, con 1.200 espacios nuevos y una inversión de 24 millones de dólares.

Los restantes 1.000 espacios nuevos creados en este periodo se dividen en otros 4 centros penitenciarios ya existentes.

«Si se desea ampliar la base de delitos penados con privación de libertad es preciso, al mismo tiempo, destinar los recursos que permitirán cubrir, dignamente, la llegada de esos nuevos ingresos al sistema penal. De lo contrario, los logros de hoy en materia de sobrepoblación no serán sostenibles y, por ende, no se estará cumpliendo con la vocación de respeto a los derechos humanos que está en el ADN de nuestro país”, concluyó la ministra.

Pin It on Pinterest

Share This