La declaración de IVA se presenta a más tardar el decimoquinto día natural del mes siguiente.

Por Revista Summa

La primera declaración jurada del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) se debe presentar a más tardar el 15 de agosto de 2019, aún cuando no hayan vendido nada o cuando sus clientes estén exentos del pago de IVA. Para muchos contribuyentes ésta será la primera vez que realizan una declaración de impuestos mensual.

La declaración de IVA se presenta a más tardar el decimoquinto día natural del mes siguiente al que se refiere la declaración. Los días naturales se cuentan independiente de que sean feriados o fines de semana.

Esto quiere decir que en esta primera declaración, los contribuyentes deben declarar los ingresos, compras y gastos que registraron durante el 1 y el 31 de julio.

“Este proceso es nuevo para todos, por eso es importante que los contribuyentes conozcan cómo es la declaración y los tiempos de presentación, independientemente de que la presenten ellos mismos o lo haga su contador” comentó Juan Miguel Tirado, Chief Marketing Officer (CMO) de Gosocket.

De acuerdo con Tirado, si durante el mes no facturó nada, igual debe presentar la declaración y en los espacios correspondientes a ingresos indique cero; en la sección de compras puede incluir los gastos de IVA pagado en ese mes. Este IVA que ya pagó se convertirá en un crédito de IVA a su favor para el próximo mes.

Estas son 3 recomendaciones básicas de parte de Gosocket para presentar la declaración de IVA, ya sea que la presente usted o lo haga su contador.

  1. Revise cuáles son sus códigos de actividad económica registrados en la Administración Tributaria. Los códigos describen las actividades económicas que su empresa realiza o que usted como profesional brinda. La declaración de IVA se presenta por actividad económica, es decir el contribuyente debe seleccionar el código y reportar qué facturó con ese código.
    Los códigos de actividad económica se registran en el portal ATV, en la sección Registro Único Tributario (RUT).
    “Los contribuyentes deben facturar de acuerdo a sus códigos de actividad económica, por eso es importante que los registren en la Administración Tributaria y los incluyen en su sistema de facturación electrónica” explicó Tirado. Cada factura debe coincidir con la actividad económica correspondiente.
  2. Tenga claro sus ingresos y compras
    Presentar la declaración del IVA es el último paso. Antes es necesario que lleve un control de sus ingresos, compras y gastos asociados exclusivamente a la prestación de servicios, es decir los gastos personales no deben incluirse como compras.
    Tenga en una tabla o documento mapeado qué facturó por cada cliente y a qué código corresponde esa factura, de manera que tenga identificado cuánto facturó y cuánto recaudó de IVA. Lo mismo con sus gastos, tenga un registro de sus compras, para que así pueda
    rastrear fácilmente cuánto pagó de IVA.
  3. Tener a mano sus claves de ingreso al ATV
    La Declaración Jurada se presenta sólo de forma digital desde el portal de la Administración Tributaria Virtual (ATV). No se presenta de forma física, ni en ninguna de las oficinas de Tributación. Por eso es muy importante que los contribuyentes tengan a mano sus claves de
    acceso al sistema que son: usuario, contraseña y tarjeta inteligente virtual; o bien que autoricen el acceso a sus contadores.
    “Es común dejar para última hora el proceso de declaración, es muy importante verificar que podemos ingresar al portal ATV sin problemas, para así evitar que en el último momento no tengamos los datos para ingresar al sistema” detalló Tirado. Si olvidó su contraseña ingrese al ATV y solicite una nueva. Recuerde que todos los detalles de declaración y pago de IVA están en la Sección lV, Capítulo Vlll Determinación, Declaración y Pago del Impuesto, del Reglamento de la Ley del Impuesto al Valor Agregado

Pin It on Pinterest

Share This