Naciones Unidas destacó que el éxito de Costa Rica al colocar las preocupaciones ambientales en el centro de sus estrategias políticas y económicas es evidencia de que la sostenibilidad es alcanzable y económicamente viable.

Por Revista Summa

“En nombre de las personas de Costa Rica, de todos y todas, quiero agradecer por este reconocimiento que es consistente con nuestro legado, y con lo que la generación de mis padres y abuelos creó para Costa Rica”, estas fueron las palabras del Presidente Carlos Alvarado, al recibir -en nombre del país- el premio Campeones de la Tierra 2019. 

En su discurso, el mandatario reconoció con emoción “a los maestros que alrededor de todo el país transmiten su conocimiento, a las comunidades indígenas que son guardianas de muchos de nuestros bosques, a los guardaparques y bomberos que preservan y protegen naturaleza, a las comunidades que están involucradas en proteger la biodiversidad y a tantas generaciones de científicos que han estudiado nuestro territorio”. 

Además, a “los políticos, ministros y presidentes del país que estuvieron antes porque, sin importar partidos políticos o visiones distintas, esto ha sido posible por ser una política de Estado, por ser consistente”, resaltó. 

En una ceremonia realizada en el marco del 74º período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, el país recibió el reconocimiento en la categoría de “Liderazgo Político” por haber destacado internacionalmente con el Plan Nacional de Descarbonización 2018-2050, elaborado en línea con el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de Naciones Unidas (ONU). 

El Presidente destacó a Costa Rica como un ejemplo ante el mundo, “un experimento, si así lo quieren, de que ser amigables con el medio ambiente, trabajar con energía renovable, y generar empleo y crecimiento no son antagonistas, por el contrario, es posible y somos prueba de ello”, aseguró.

“Recuerdo nuestro legado porque estamos aquí gracias a quienes estuvieron antes de nosotros, y ahora es nuestro momento de trabajar arduamente por aquellos que vienen. Esto es también por la generación de mi hijo y por la gente joven, los que están levantando sus voces porque es también su mundo por el que tenemos que trabajar”, aseguró. 

Un país pionero 

“Costa Rica es un ejemplo para la región y para el mundo. El cambio climático exige una acción urgente y transformadora de parte de todos nosotros y, con su ambicioso plan para descarbonizar la economía, Costa Rica está a la altura de ese desafío”, dijo la directora ejecutiva del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, Inger Andersen. 

El premio Campeones de la Tierra es el máximo galardón ambiental de las Naciones Unidas, reconoce a los pioneros que están trabajando para proteger el planeta, desde líderes políticos hasta defensores ambientales o innovadores tecnológicos.

Costa Rica se encuentra entre los cinco Campeones de la Tierra de este año entre los que están el movimiento estudiantil Fridays for Future, la plataforma Ant Forest, la científica climática canadiense Katharine Hayhoe, y la marca estadounidense de ropa Patagonia. 

En América Latina, también han sido distinguidos con este premio Michelle Bachelet, expresidenta de Chile, por su destacado liderazgo en la creación de áreas marinas protegidas y por impulsar las energías renovables (2017); el ecologista mexicano José Sarukhán Kermez, por una vida de liderazgo e innovación en la conservación de la biodiversidad en México y el mundo (2016); y la exministra de Medio Ambiente de Brasil Izabella Teixeira, por su visión y papel clave en la reversión de la deforestación de la Amazonía (2013), entre otros.

Pin It on Pinterest

Share This