El principal desafío de las concesionarias es acordar con el Gobierno de Costa Rica la ampliación del contrato de concesión por medio de la modernización de Puerto Caldera.

Por Revista Summa

Un año estable cerraron Sociedad Portuaria Caldera (SPC) y Sociedad Portuaria Granelera de Caldera (SPGC), empresas que operan las concesiones del principal puerto del Pacífico en Costa Rica, y que transfirieron 5,85 millones de toneladas durante 2019.

“Aún en un contexto económico difícil y con una baja en el volumen logramos cumplir con las metas de productividad que nos habíamos trazado. Nuestro foco está en impulsar el proyecto de modernización de Puerto de Caldera, de modo de mejorar su productividad y consolidarlo como un punto directo de comercio a Asia”, destacó el gerente general Ricardo Ospina.

Costa Rica es un país principalmente consumidor, por lo que la dinámica del puerto sigue la misma tendencia, teniendo un 80% de la carga como importación, donde los principales productos que ingresan son cereales, fertilizantes, hierro y vehículos, y el otro 20% de exportación es madera, fruta y chatarra. El país con el cual se tiene mayor interacción es con México.

Hitos 2019

Entre las acciones destacadas en 2019, se cuentan el dragado que se adelantó en acuerdo con el INCOP para optimizar la operación comercial y disminuir los tiempos de espera en el puerto, lo que implicó una inversión de 1.500 millones de colones (US$ 2,5 millones).

“Si bien nuestra obligación contractual era hacerlo cada cuatro años y correspondía hacerlo el 2021, nuestro compromiso es apoyar la eficiencia del comercio exterior costarricense, por lo que decidimos adelantarlo y facilitar el atraque de los buques de mayor calado”, afirmó Ospina.

Otro avance fue el inicio de la implementación de la plataforma tecnológica para la atención y manejo de la carga (TOS, Terminal Operating System, utilizando Torpedo y Radar).

A nivel interno SPC y SPGC también lograron mantener las metas de eficiencia, gestionando un cambio en la tarifa eléctrica con una buena gestión energética obteniendo la certificación IS0: 50001:2018, y se logró la certificación Esencial Costa Rica, demostrando que son empresas comprometidas con los valores de sostenibilidad, progreso social, excelencia, innovación y origen costarricense.  

Nuevos proyectos

El principal desafío de las concesionarias es acordar con el Gobierno de Costa Rica la ampliación del contrato de concesión por medio de la modernización de Puerto Caldera. “Costa Rica ya cuenta con un Plan Maestro y confiamos que en línea con esta planificación podamos avanzar en el proyecto que presentamos en diciembre de 2018. Se trata de una inversión de US$150 millones, que considera aumento de calado, mejoras en equipos, patios y triplicar la capacidad de almacenaje. Nuestra concesión se extiende hasta 2026 y esperamos poder seguir proyectándonos en Caldera más allá de esa fecha”, afirma el ejecutivo.

Para este 2020, además, se espera la puesta en marcha del servicio de ferry entre El Salvador (puerto de la Unión) y Costa Rica (Puerto Caldera), dado que el terminal cuenta con la ventaja de ser el único puerto en el Pacífico con las características requeridas para el manejo de la carga y además la cercanía al área metropolitana para la distribución de la mercancía.

También se implementará el servicio de fumigación de madera de exportación, cuya principal ventaja es el ahorro de costos por parte del exportador. Ya se cuenta con los permisos de los entes requeridos (Aduana e INCOP) y se realizó la adecuación de la zona donde serán fumigados los contenedores de madera.

Pin It on Pinterest

Share This