Esta primera etapa de producción requirió 20 hectáreas de viñedo y un total de 40 empleos directos.

Por Revista Summa

El 17 de abril de 1853, el presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento hizo explícita su intención de transformar la industria del vino del país suramericano, de allí que esta fecha haya sido establecida como el Día Mundial del Malbec, y en la que cientos de ciudades de todo el orbe honran su pasión por la cosecha de este tipo de uvas. 

En esta oportunidad, Costa Rica se une a la celebración con un importante anuncio: la presentación del primer vino Malbec de cosecha realizada en suelo nacional. La iniciativa surge gracias a la alianza hecha entre la importadora de vinos Olé Gourmet y la franquicia de restaurantes Novillo Alegre, quienes junto a la firma Copey Wines, en Dota, esperan sacar a la venta el próximo año. 

“Esta presentación resulta histórica por muchas razones. La principal de ellas es la trascendencia de Costa Rica en el mundo al convertirse en el primer país tropical que logra el desarrollo de viñedos. El vino Malbec saldrá a la venta hasta el año entrante y se espera la producción de unas 5.000 botellas y para los próximos 3 años una producción de 100.000 botellas, ya que se han realizado las pruebas necesarias para certificar que en la próxima añada la producción estará lista”, comentó José Martín Apetzeguia, gerente de Olé Gourmet.  

El acto de presentación oficial del primer Malbec costarricense contó con la presencia de destacadas personalidades, entre las que se encuentran el embajador argentino Luis Bellande, además de la directora de Mercadeo del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), Carolina Trejos. 

La comercializadora Olé Gourmet será la encargada de distribuir el nuevo producto, al igual que lo hace en la actualidad con el licor de uchuva, que ya está disponible en las principales cadenas hoteleras, restaurantes y en los Fresh Market de Costa Rica. En las próximas semanas se espera la incorporación de este producto a las tiendas IMAS del aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela.   

Esta primera etapa de producción requirió 20 hectáreas de viñedo y un total de 40 empleos directos. Durante el evento, se degustaron los principales Malbecs importados por ambas distribuidoras.  

Pin It on Pinterest

Share This