Es de mucha importancia que las empresas del Régimen se asesoren correctamente. 

Por Jose David Segura / Supervisor de Impuestos de KPMG

Con la entrada en vigencia del IVA, las empresas del Régimen de Zonas Francas pueden tener dudas sobre la aplicación de la exención del impuesto. Por esto es que resulta de mucha importancia que tengan claridad acerca de cómo deben administrar el IVA, a pesar de que están exentas tanto en sus compras locales como al momento de importar bienes desde el exterior.

Los principales puntos a tomar en cuenta son los siguientes:

– Uso razonable de la exención: la exención en el IVA es subjetiva, es decir, la gozan las empresas del Régimen y por lo tanto, todos sus proveedores deben como regla general, venderles sin el IVA. Sin embargo, las exenciones del Régimen deben ser usadas sabiamente, ya que históricamente han estado
limitadas a las actividades autorizadas, por lo que en caso de que se utilicen para adquirir bienes que no sean estrictamente necesarios, podría haber un riesgo de que ante una auditoría, sean requeridas de cancelar el IVA exento inicialmente, lo que requiere una serie de documentos y una gestión ante la Administración Tributaria que podría resultar complicada.

– Requerimientos para aplicar la exención: las empresas del Régimen no necesitan una nota de exoneración, sino que pueden realizar sus compras locales sin IVA, solamente con una orden de compra.

– Declaración del IVA: la Dirección General de Tributación inscribió de oficio a todos los contribuyentes, por lo que por el momento deberán declarar sus compras y ventas, aunque no se cancele el impuesto. Valga mencionar que el Reglamento define que la obligación de declarar persiste, a pesar de que no existe la obligación de pagarlo.

Considerando lo anterior, es de mucha importancia que las empresas del Régimen se asesoren correctamente, para que puedan cumplir con todas sus obligaciones tributarias, y no se expongan a tener que realizar trámites engorrosos para el reintegro de un IVA que no debía ser exonerado, o a sanciones por el incorrecto uso de los beneficios e incentivos fiscales del Régimen.

Pin It on Pinterest

Share This