El estudio global de bienestar digital muestra que Costa Rica ha subido 10 lugares desde el año pasado, ocupando el primer lugar en Centroamérica.

Por Revista Summa

La tercera edición anual del Índice de Calidad de Vida Digital (DQL) ubica a Costa Rica en el puesto 58 entre 110 países. El estudio DQL, que cubre el 90% de la población mundial, lo lleva a cabo la empresa de ciberseguridad Surfshark y evalúa a los países en función de un conjunto de cinco pilares fundamentales del bienestar digital. Costa Rica ocupa el primer lugar en infraestructura electrónica (44 °) y seguridad electrónica (48 °), pero muestra resultados comparativamente más bajos en asequibilidad de Internet (79 °), calidad de Internet (58 °) y gobierno electrónico (73 °).

En general, Costa Rica ha demostrado una mejora significativa en comparación con DQL 2020, pasando del lugar 68 al 58 y superando a los vecinos México, Panamá y todos los demás países de América Central. El estudio encuentra que casi el 87% de las personas usan Internet en Costa Rica.

Según el Índice DQL 2021, Costa Rica ocupa el puesto 58 en el mundo y el primero en Centroamérica. En comparación con el año pasado, Costa Rica subió 10 lugares en el ranking DQL. Aunque su índice de seguridad electrónica mejoró en un 150%, su índice de calidad de Internet disminuyó en un 15%.

A pesar de ser el primero en la región, Costa Rica tiene margen de mejora en áreas específicas, especialmente en la asequibilidad de Internet, que es un 70% peor que el promedio mundial. Las personas en Costa Rica tienen que trabajar 26 minutos para comprar el 1GB de datos móviles más barato, 2.6 más que el promedio mundial. Además, Panamá tiene mejor calidad de Internet que Costa Rica, ya que la banda ancha es dos veces más rápida allí.

“Las oportunidades digitales han demostrado ser más importantes que nunca durante la crisis de COVID-19, lo que enfatiza la importancia de que todos los países garanticen capacidades operativas completamente remotas para sus economías”, explica Vytautas Kaziukonis, CEO de Surfshark. “Es por eso que, por tercer año consecutivo, continuamos con la investigación de Calidad de vida digital, que brinda una sólida perspectiva global sobre cómo los países se destacan digitalmente. El índice sienta las bases para discusiones significativas sobre cómo el avance digital impacta la prosperidad de un país y dónde se pueden realizar mejoras «.

En un panorama general, 6 de cada 10 países con las puntuaciones más altas se encuentran en Europa, siguiendo la tendencia del año pasado. Dinamarca ocupa el primer lugar en DQL por segundo año consecutivo y es seguida de cerca por Corea del Sur. Finlandia ocupa el tercer lugar, mientras que Israel y los EE. UU. Completan las cinco primeras de las 110 naciones que fueron evaluadas. Los cinco últimos países son Etiopía, Camboya, Camerún, Guatemala y Angola.

A nivel regional, EE. UU. Se destaca como un país con la calidad de vida digital más alta de América, mientras que Corea del Sur ocupa la posición de liderazgo en Asia. Entre los países de África, la gente de Sudáfrica disfruta de la más alta calidad de sus vidas digitales, mientras que Australia lidera en Oceanía, superando a Nueva Zelanda en varias áreas digitales.

Otros hallazgos importantes del informe incluyen:

La banda ancha es globalmente menos asequible este año. Comparando los países incluidos tanto en DQL20 como en DQL21, las personas tienen que trabajar un 11% más (25 minutos más) para pagar Internet de banda ancha en 2021. Sin embargo, las personas tienen que trabajar un 29% menos (28 minutos menos) para pagar Internet móvil este año.
La peor Internet del mundo es la menos asequible. Las personas en algunos países, como Nigeria, Côte D’Ivoire y Mali, necesitan aproximadamente el valor de una semana de trabajo para poder pagar Internet.
Invertir en infraestructura electrónica y gobierno electrónico es lo que más contribuye al bienestar digital de las personas.

La investigación de 2021 DQL examinó una población total de más de 6,9 ​​mil millones de personas en términos de cinco pilares básicos y 14 indicadores subyacentes que brindan una medida integral. El estudio se basa en información de fuente abierta proporcionada por las Naciones Unidas, el Banco Mundial, Freedom House, la Unión Internacional de Comunicaciones y otras fuentes.

Pin It on Pinterest

Share This