La norma INTE/ISO 28000 “Cadena de Suministros” permite a las empresas identificar sus debilidades a la hora de transportar mercancías evitando ser utilizadas para el traslado ilícito de cargas ilegales. La empresa CSE Seguridad fue la primera organización de Costa Rica en recibir una certificación en esta normativa por parte de INTECO.

Por Revista Summa

Las exportaciones de Costa Rica a los mercados internacionales corren el riesgo constante de ser desviadas y utilizadas por organizaciones delictivas para transportar mercancías ilegales, esto sin el conocimiento de la empresa que envío el embarque en primera instancia, manchando su imagen y la del país.

Es por esto que el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO) desarrolló una norma técnica que especifica los requisitos que deben cumplir las organizaciones dedicadas al comercio nacional e internacional para proteger y asegurar sus cadenas de suministros, la cual viene a ayudar en la lucha contra el comercio ilegal de mercancías.

De acuerdo con Mauricio Céspedes, director ejecutivo de INTECO, la norma INTE/ISO 28000:2012 “Sistemas de Gestión de la Seguridad para la Cadena de Suministro” establece “medidas de control que aseguran que el producto que se está enviando sea el que realmente llega a su destino, sin que haya sufrido ningún tipo de desvío, contaminación o alteraciones en el camino”.

A manera de ejemplo, lo que la norma busca es que si un exportador de piña o banano envía un embarque de su producto por carretera, pueda establecer y ejecutar las medidas necesarias para que su embarque no sea interceptado por una organización delictiva y le implanten drogas o contrabando en las cajas del producto lícito para que la mercadería ilegal pase la aduana sin ser detectada.

“Esto se da gracias a que la norma INTE/ISO 28000 permite a las empresas identificar cuáles son los riesgos o puntos más vulnerables que tienen en sus cadenas y así poder fortalecerlos para que sus embarques no sean utilizadas por organizaciones delictivas, para que se blinden completamente”, explicó Céspedes.

Agregó que la norma facilita reducir el riesgo de vulnerabilidad en todos los procesos de la cadena de suministro de la organización que exporta; es decir, desde la compra de materias primas, hasta la distribución de productos o servicios al usuario final.

Primera organización certificada por INTECO

La primera organización en el país en certificarse con INTECO bajo la norma INTE/ISO 28000 fue CSE Seguridad.

Jhonny Delgado, gerente general de esta empresa, señaló que “adoptar esta norma significó un cambio en el modelo de ejecución de nuestras gestiones, ya que todas las acciones que se realizan están alineadas a procesos definidos por nuestro Sistema de Gestión, lo que minimiza cualquier riesgo de error. Con esto, los clientes y consumidores son los más beneficiados, ya que reciben un servicio controlado, medido y evaluado”.

Agregó que la norma INTE/ISO 28000 “se convirtió en un instrumento estratégico a nivel administrativo, operativo y comercial para nuestra organización. Las mejoras que hemos evidenciado al cabo de un año, han aportado valor extra a lo que hacemos y eso nos satisface”.

Por su parte, el director ejecutivo de INTECO resaltó que cuando una organización se certifica en la norma INTE/ISO 28000 el principal beneficiado va a ser el consumidor, ya que con la certificación se le garantiza que el exportador aplicó todos los controles necesarios para proteger su producto. Además, el país también se beneficia al demostrar que las compañías nacionales están invirtiendo en seguridad para lograr que todas sus exportaciones sean lícitas.

¿Cómo implementar la norma INTE/ISO 28000?

La norma INTE/ISO 28000 está dirigida a las organizaciones relacionadas con el comercio nacional e internacional (transportistas, exportadores, agencias navieras, patios de contenedores, empresas de seguridad, operadores logísticos y agencias aduanales, entre otras); no obstante, su peso recae en las empresas dedicadas al transporte de mercancías.

Como primer paso para la implementación de la norma, Céspedes recomendó leerla, analizarla, y familiarizarse con ella. “Con solo que lean la norma las empresas se van a dar cuenta de que muchos de los requisitos que pide el documento ya los cumplen, pero que no los tienen documentados o normalizados. A partir de ahí, van a surgir preguntas que deberán ser dirigidas a entidades certificadoras o consultoras para orientarlos con mayor claridad”, señaló.

Entre los requisitos generales que pide la norma para su implementación están:

  • Establecer, documentar, implementar, mantener y mejorar, de manera continua, un sistema de gestión eficaz de la seguridad para identificar las amenazas
  • Valorar los riesgos, y controlar y mitigar sus consecuencias
  • Definir el alcance de su sistema de gestión de la seguridad
  • Cuando una organización escoge externamente cualquier proceso que afecte el cumplimiento de estos requisitos, debe asegurarse de que dichos procesos se controlan.
  • Identificar, dentro del sistema de gestión de la seguridad, los controles y las responsabilidades necesarias de los procesos contratados externamente.

Una vez que la organización cumple con los requisitos anteriores y su sistema lleva implementado al menos tres meses, debe llamar al ente certificador para iniciar el proceso de certificación, afirmó Castro. Al concluir todo el proceso de auditoría, las empresas tendrán una certificación internacional homologada con programas a nivel de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Pin It on Pinterest

Share This