Más del 50% de las socias colaboradoras tienen como fuente principal de ingreso Uber.

Por Revista Summa

En las últimas estadísticas se dieron a conocer datos importantes que refuerzan la importancia de fortalecer el tema de movilidad colaborativa en Costa Rica, ya que consigo abre un abanico de oportunidades para cientos de ciudadanos que busca un crecimiento profesional, bajo estándares de seguridad y respaldo.

Unos de los grupos que ha alcanzo mejorar su condición de vida son las mujeres costarricenses, el 57% de las socias colaboradoras que mantienen a sus familias tienen con fuente principal de ingreso Uber, el autoempleo facilita que muchas mujeres puedan desempeñarse como jefas de hogar y a  su vez crecer en sus metas profesionales, tal como lo explica la socia colaboradora Francela Cruz “Soy Madre soltera, estudiante de la carrera de Medicina para mí todo ingreso es importante y el hacer Uber me da tiempo para estar con mi hija, cumplir con mi sueño de ser doctora y me da el respaldo y la seguridad para poder salir adelante en todo lo que me proponga”.

El crecimiento personal es otro elemento que la mujer hoy en día busca, sin embargo por cuidado de su familia u otras circunstancias lo han dejado de lado, es por eso que buscan alternativas que les permitan seguir construyendo su hogar paralelo a sus metas. Para Katherine su vida la ha enfocado en su hijo que tiene una discapacidad y el estar con él la mayoría del tiempo es lo más valioso para ella, a pesar de contar con un trabajo como empleada doméstica, Uber vino a complementar sus ganancias para mejorar la calidad de vida tanto de su hijo como la de ella y sobre todo retomar metas que favorecen su crecimiento personal. “ Uber vino hacer de gran ayuda, tengo accesibilidad para muchas cosas, uno en esta vida tiene que seguir adelante y no estancarse”.

Ante las oportunidades limitadas de trabajo para la personas con edades que superan los 45 años, siendo esta tendencia más marcada en el segmento femenino, Uber se convierte en una actividad que les permite obtener un ingreso, al mismo tiempo que les da como valor agregado del empoderamiento que trasciende en áreas personal y social. Tal es el caso de Jessica Fonseca, al ser sobreviviente de cáncer de seno, le dio más valor a la vida y dejo de ponerse limitantes por su edad. “La vida es corta y hay que sonreír, en Uber el único requisito fue tener honestidad y buenos valores, de ahí en fuera trabajo a mi ritmo y me siento útil”.

Pin It on Pinterest

Share This