Microbeneficio cuenta con un centro de cuido para hijos de cafetaleros.

Por Revista Summa

“Para hablar de valor agregado, uno no puede hablar solamente de vender café”. Esta es la visión de Armando Navarro, propietario del Microbeneficio Verde Pittier, una empresa productora de café en la que los trabajadores y sus familias son la prioridad.

La empresa ubicada en San Vito de Coto Brus, a pocos kilómetros de la frontera con Panamá, cuenta con un centro de cuido en el que se asegura el bienestar de los niños mientras sus padres o familiares trabajan en la finca. Este centro forma parte de un proyecto impulsado por UNICEF y con el apoyo del IMAS, CEN Cinai, Ministerio de Salud, la Caja Costarricense del Seguro Social y el MEP.

El Microbeneficio Verde Pittier forma parte del proyecto Planta para el alistado de café del centro agrícola cantonal Coto Brus II, cuyo objetivo es ofrecer un servicio personalizado en donde se mantiene la calidad y trazabilidad del café como prioridad. Este proyecto está compuesto por 10 fincas de las cuales la mayoría son bandera azul ecológica agropecuaria y dentro del cuál se establecieron 2 centros de cuidos más.  

Gran parte de la mano de obra de las fincas cafetaleras de la zona son miembros de las comunidades Ngäbe de Panamá, quienes cruzan la frontera con sus familias completas para la época de la cosecha.

“Hay muchísima gente en el mundo que vende café, pero uno debe diferenciarse y tener algo que sea atractivo para el cliente. Parte del valor agregado que hemos venido sumando es el trabajo de involucrar a las familias en el proceso del café, manejando mucha información o trazabilidad y procesos diferentes a los tradicionales”, explicó Navarro. 

Esta empresa nació del oficio familiar de la producción de café. Navarro, proveniente de la zona de Los Santos, se estableció en Coto Brus en el año 2000 y en ocasiones, tuvo que dejar el café para dedicarse a la ganadería. Tras superar diversas crisis, el productor decidió enfocar sus esfuerzos en la investigación y el impacto social de la actividad cafetalera en la zona.

Para Álvaro Piedra, Director de Exportaciones de la Promotora del Comercio Exterior, la sostenibilidad e impacto social debe estar presente en los valores de las empresas que fortalecen la oferta exportable de Costa Rica. “El Microbeneficio Verde Pittier tiene un impacto social y ambiental en la zona que tomamos como ejemplo. Esta empresa demuestra que el valor agregado más importante de cualquier producto es la sostenibilidad y lo que la empresa devuelve a la comunidad”, expresó Piedra. 

El valor agregado que el Microbeneficio ha logrado gracias a la sostenibilidad y sumándole la investigación y la innovación en sus procesos les ha permitido exportar su café a Estados Unidos y Noruega y expandir sus horizontes al mercado asiático. 

El café continúa siendo uno de los productos estrella de Costa Rica. El producto nacional representa el 1% de la producción total a nivel mundial y gracias a la variedad de climas de nuestro país, la oferta incluye diversos tipos de café. 

“Para mí fue emocionante ver cuando los niños llegaron a la guardería y les servimos el desayuno. Esa primera vez no pude decir nada, cualquier mensaje se queda corto en comparación con esa escena en la que satisfacemos una necesidad tan básica como lo es la alimentación. Hemos logrado impactar muy positivamente a una población de niños muy vulnerables en condición de pobreza extrema”, finalizó Navarro.

Pin It on Pinterest

Share This