Sector económico busca atraer a sus clientes y consumidores a través de la implementación de buenas prácticas comerciales.

Por Revista Summa

Con el objetivo de resguardar la salud e integridad de alrededor de 13.000 micro y pequeños empresarios del sector comercio en el país, así como la de sus clientes y consumidores se lanzó recientemente la iniciativa “Mi Negocio Abierto”. Se trata de una alianza público-privada en la que participan la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (CACIA), la Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines (CANACODEA), el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), el Sistema Coca-Cola, Kimberly-Clark y otras empresas de consumo masivo en el país.

Además, esta iniciativa ayudará a reactivar la economía del país por medio de la guía y capacitación de este importante sector, para que opere de acuerdo con los lineamientos de las autoridades sanitarias del país.

Según comentó Olga Vargas, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines (CANACODEA), el sector de empresarios minoristas -en el área de abarrotes- ha disminuido sus ingresos en 20-30% aproximadamente debido a la pandemia del COVID-19. “Con el apoyo activo del sector público-
privado pretendemos que los “Pequeños Gigantes” del sector comercial salgan adelante y puedan recibir de manera segura a sus clientes”, concretó Vargas.

Para Kimberly-Clark, la compañía especialista en el desarrollo de productos para la salud, la higiene y el cuidado personal, resguardar el bienestar y seguridad de sus clientes, proveedores y consumidores es prioridad. Por esta razón, decidió unir esfuerzos y crear alianzas estratégicas con el sector público-privado para guiar y brindar a los “Pequeños Gigantes” de Costa Rica, las herramientas necesarias para que continúen con la operación de sus negocios en medio de esta emergencia sanitaria.

“El sector de empresarios minoristas es de suma importancia para nuestra compañía. Por décadas han sido
claves para que los consumidores en Costa Rica tengan acceso a productos esenciales, entre ellos, el papel
higiénico, pañales, toallas femeninas, entre otros”, señaló Teddy Vargas, gerente general de Kimberly-Clark
para Centroamérica Sur.

“Para Coca-Cola es un privilegio contar con socios como Kimberly-Clark en estas iniciativas que buscan generar conciencia entre la población para hacer crecer los negocios detallistas y promover la economía de las diferentes comunidades de Centroamérica”, comentó William Segura, gerente de asuntos públicos, comunicación y sostenibilidad de Coca-Cola para Centroamérica.

La iniciativa “Mi Negocio Abierto” consta de dos frases. La primera de ellas consiste en brindar consejos y herramientas para que los empresarios detallistas puedan implementar sus medidas de higiene y distanciamiento social de manera adecuada; la segunda fase involucra al consumidor final e invitará a los costarricenses a apoyar a este sector productivo en sus comunidades.

¿Cuáles temas de capacitación incluye “Mi Negocio Abierto”?
 Medidas para reducir riesgos asociados a contagios del COVID- 19.
 Logística de entrega de productos.
 Aprovechamiento de espacios en los negocios.
 Lineamientos sobre el trato a clientes y proveedores, así como de higiene para quienes transitan en los establecimientos.
 Mecanismos de distanciamiento físico que deben tener los clientes y los propietarios.
 Prácticas de higiene, inocuidad y seguridad ocupacional, manipulación adecuada de los
productos, entre otros.

Fuente de información: Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines. (CANACODEA), 2020.

Pin It on Pinterest

Share This