Proyecto será ejecutado durante los próximos tres años por el Gobierno en coordinación con el BID, la Agencia Francesa de Desarrollo, el Foro Económico Mundial y el sector privado.

Por Revista Summa

Como una estrategia para enfrentar los efectos de la pandemia mundial por COVID-19 y los impactos directos en el empleo femenino, el Gobierno de Costa Rica lanzó este jueves la Iniciativa de Paridad de Género (IPG), un modelo de colaboración público-privada de alto nivel para reducir las brechas económicas de género. 

El plan, liderado por la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell Barr, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), fue anunciado durante un foro virtual en el marco del 75 período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

Durante la presentación del proyecto, la vicepresidenta Campbell explicó que el objetivo principal de la IPG es incrementar la participación de las mujeres en la fuerza laboral, reducir la brecha salarial y aumentar la participación de las mujeres en puestos de liderazgo.

Para ello la IPG implementará -por un período mínimo de tres años- un plan de acción con ocho medidas de distinta naturaleza, que van desde cambios normativos hasta iniciativas de sensibilización y que involucran tanto a actores del sector público como privado.

Dentro de las prioridades destacan el fortalecimiento de las redes de cuido por medio de la creación de nuevas modalidades y el desarrollo de mecanismos de financiamientos alternos, el impulso de habilidades del siglo XXI para las mujeres y la promoción de una estrategia de formalización del empleo, con especial atención en quienes se encuentran en condición de informalidad y quienes perdieron sus ingresos producto de la pandemia mundial por COVID-19. 

“Alcanzar la igualdad de género en el mercado laboral beneficia no solo a las mujeres y a la sociedad en general, sino también a la economía costarricense. Las estimaciones internacionales indican que cerrar la brecha económica de género aumentaría el Producto Interno Bruto Mundial en $28 billones para el año 2025”, afirmó la vicepresidenta Campbell.

“Por ello es que con soluciones diversas, informadas desde la evidencia y consensuadas de manera público-privada, lanzamos hoy la Iniciativa de Paridad de Género (IPG) para crear un ecosistema que promueva la equidad de género y facilite la participación económica de las mujeres en Costa Rica”, añadió. 

El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, destacó durante su intervención que la IPG tendrá el acompañamiento de más de veinte instituciones públicas, organizaciones sociales y aliados del sector privado, para tener resultados visibles durante los primeros meses de implementación. 

“Nuestro compromiso por la equidad de género y la inclusión de las mujeres en todos los sectores de la sociedad se plasma en este tipo de proyectos, que sin duda alguna trazará el camino hacia una sociedad mucho más igualitaria”, afirmó. 

Agregó que “la IPG es una hoja de ruta clara que encamina el país para avanzar en la participación laboral de las mujeres, el cierre de la brecha salarial de género y la participación de las mujeres en puestos de poder”. 

Por su parte, la ministra de la Condición de la Mujer y presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), Patricia Mora, recordó que según datos del Instituto Nacional de Censos y Estadísticas (INEC) la tasa de desempleo femeninaen el país llegó a 30,4% (268 mil mujeres) y que en el mercado laboral las mujeres obtienen una remuneración media 11% inferior a la de los hombres, calculada sobre el ingreso bruto mensual. 

“Por ello es que hemos insistido en la necesidad de que cualquier medida de recuperación económica tome en cuenta el impacto diferenciado entre mujeres y hombres, y que se incluya el cuido como un tema fundamental en la elaboración de toda política pública. Aplaudimos esta iniciativa, en el tanto pone los acentos sobre los puntos álgidos de la crisis: cuido, empleo y habilidades para enfrentarse a la nueva realidad”, aseveró.

Finalmente, Verónica Zavala, gerente general del Departamento de países de Centroamérica, Haití, México, Panamá y República Dominicana del BID, destacó el liderazgo de Costa Rica para impulsar y acelerar la equidad de género. 

“Las brechas de género han aumentado considerablemente ante la situación sanitaria que vive el mundo y, por ende, deben aumentar también nuestros esfuerzos para disminuirlas. Las alianzas público-privadas son fundamentales para cristalizar resultados. Desde el BID, estamos seguros de que el ejemplo de los sectores que ya son parte de esta iniciativa en Costa Rica, alentará a muchos más a sumarse a la causa de la paridad de género y a adoptar políticas y prácticas más inclusivas e igualitarias”, manifestó.

En el evento virtual de este jueves participó, además, el vicecanciller para Asuntos Multilaterales, Christian Guillermet; la directora regional para México, Cuba y Centroamérica de AFD, Juliette Grundman; la directora para Latinoamérica del Foro Económico Mundial, Marisol Argueta de Barillas; y la vicepresidenta de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), Maritza Hernández. 

Pin It on Pinterest

Share This