Serán desarrolladas en Marino Ballena, Corcovado, Piedras Blancas, Internacional La Amistad y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Golfito.

Por Revista Summa

Con una inversión de ₡1.722 millones, este martes se dio la orden de inicio de los trabajos de fortalecimiento en infraestructura de distintas Áreas Silvestres Protegidas ubicadas en cinco cantones del Pacífico Sur, cuyo objetivo es mejorar  las condiciones de estos parques nacionales, reactivando de esta forma la actividad económica y turística en la zona.

Se trata de una serie de construcciones y mejoras que incluyen entre otros aspectos, baterías sanitarias, puentes en senderos, módulos de hospedajes para funcionarios, un centro de visitantes y albergues para los visitantes, cada una en función de las necesidades de cada Área Silvestre Protegida.

Las obras se desarrollarán en los Parques Nacionales Marino Ballena, Corcovado, Piedras Blancas, Internacional La Amistad y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Golfito con el financiamiento de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur (JUDESUR) y la administración de los recursos por parte de la Fundación Corcovado.

El proyecto lleva por nombre Mejoramiento de las Condiciones de Visitación Turística, Empleabilidad y Conservación de las Áreas Silvestres Protegidas del Pacífico Sur.

El anuncio de la orden de inicio de las obras tuvo lugar en el Parque Nacional Marino Ballena y contó con la presencia del viceministro de Ambiente, Franklin Paniagua; el presidente de JUDESUR, Edwin Duarte; la directora ejecutiva de la Fundación Corcovado, Alejandra Monge, y los directores del Área de Conservación Osa, Laura Rivera, y del La Amistad-Pacífico, Ronald Chan, así como alcaldes de la zona y representantes de asociaciones de Desarrollo, entre otros.

El viceministro Paniagua, indicó que con esta fase constructiva, desde el Ministerio de Ambiente y Energía se mantiene enfocada en generar mejores condiciones para nuestros funcionarios, y también en contribuir en la tarea que tenemos como país para reactivar nuestra economía.

“Las Áreas Silvestres Protegidas son motores de desarrollo local por lo que mejorar su oferta turística a través de inversiones en infraestructura, promoverá más visitas a toda la región del Pacífico Sur”, acotó el jerarca del Ministerio de Ambiente y Energía.

El director del SINAC, Rafael Gutiérrez, indicó que con ésta nueva infraestructura, la Administración Ambiental pretende un mayor ingreso y sostenibilidad financiera para el SINAC y en particular, para las Áreas Silvestres Protegidas (ASP), por medio de inversiones para el desarrollo sostenible del turismo en estas áreas y sus alrededores.

“Todas estas mejoras se traducen en un mayor beneficio socioeconómico y ambiental en los municipios y comunidades aledañas a las áreas silvestres protegidas, así como del fortalecimiento institucional del SINAC”, agregó.

Por su parte, el presidente de la junta directiva de JUDESUR, Edwin Duarte, destacó que la  conservación de la biodiversidad para el mundo y para Costa Rica permite asegurar las condiciones básicas para el desarrollo. “Nos complace seguir contribuyendo de manera decidida con el gobierno de la República y con las comunidades de Golfito, Osa, Corredores, Buenos Aires y Coto Brus para promover el desarrollo sostenible”, expresó.

“Con el aporte de más de ₡ 1.700 millones, JUDESUR dotará de recursos a los 5 cantones de la zona Sur con el objetivo de mejor las condiciones de visitación turística, empleabilidad y conservación de las Áreas Silvestres Protegidas del Pacífico Sur”, acotó el titular de la institución sureña.

Finalmente, la directora Ejecutiva de la Fundación Corcovado, Alejandra Monge, indicó que este proyecto viene a complementar los esfuerzos que se están realizando para promover el desarrollo socio económico en la Región Brunca.

“Esta zona cuya espectacular belleza incluye la cordillera más alta del país, bosques prístinos y costas maravillosas, requiere que el turismo ponga sus ojos en ella; en especial en las comunidades aledañas al Parque Internacional de la Amistad, que son un tesoro escondido y que esperan con ansias el flujo de visitantes para mostrar su riqueza natural”, acotó.

Las obras darán inicio en el mes de febrero de 2021 y concluirán en febrero del 2022 y las construcciones se realizarán de manera paulatina en las diferentes Áreas Silvestres Protegidas.

Pin It on Pinterest

Share This