Trabajos cuentan con un 85% de avance e incluyen la intervención de 300 metros de carretera a cada lado del del nuevo puente y del puente existente.

Por Revista Summa

El próximo jueves, 25 de junio, iniciará la construcción de las rampas de acceso de aproximación con la intervención de aproximadamente 300 metros de carretera, a ambos lados del nuevo puente Virilla de la ruta 32, entre Tibás y Santo Domingo. Esta será la fase final del proceso constructivo para que la estructura se encuentre en servicio en setiembre próximo.

Según detalló el Ing. Carlos Jiménez, del Consejo Nacional de Vialidad, tras un 85% de avance global en la construcción de la estructura, se requerirá comenzar esta última etapa que implicará afectaciones importantes al tránsito automotor por el actual puente y la carretera que permite acceso a ese paso.

 “Este proyecto ha sido un ejemplo de gestión y de aplicación de buenas prácticas constructivas, tanto en la particularidad del sistema empleado, con voladizos sucesivos, como una solución ideal tomando en cuenta la profundidad del cañón del río, pero también en las afectaciones mínimas a los usuarios, principalmente con pasos regulados nocturnos. Pero ahora necesitamos causar esa última molestia a los usuarios, para poder hacer las obras en la carretera que permitan hacer funcional y seguro el acceso a los dos puentes, en ambos lados de la carretera”, acotó Jiménez.

Las labores, que iniciarán el próximo jueves, implicarán pasos regulados por el puente actual, las 24 horas del día, todos los días de las semana durante lo que resta de este mes, julio y hasta la primera semana de agosto, en tanto no surjan imprevistos, principalmente relacionados con el clima.

Básicamente, el paso por el puente actual solo tendrá un sentido de circulación de manera alterna, es decir, se contará con personal de la empresa dando el paso alternativamente en uno u otro sentido, por lo que claramente el uso de rutas alternas debe considerarse, principalmente en horas de alto tránsito en la mañana y en la tarde.

Como rutas alternas, para vehículos livianos, se tiene el paso por Barrio Socorro o por Moravia, si las personas transitan por la ruta 32. También se dispone del paso por Colima de Tibás (bajando por Neón Nieto) y por San Isidro de Heredia, para todo automotor.

Avances

Actualmente, se trabaja en los accesos de los sectores Sur y Norte del puente, la colocación de servicios públicos y de la valla de seguridad con barreras de concreto, tipo New Jersey, en ambos lados del puente.

También se colocará un sistema independiente de protección de caída de personas, la iluminación del puente nuevo y el existente, así como el señalamiento vial, tanto en la nueva estructura como en las aproximaciones.

Este nuevo puente, con 285 metros de longitud, implica una inversión de $22.36 millones, unos ¢13.700 millones, financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y es el primer paso fundamental para descongestionar la zona, al que pronto seguirá el reforzamiento del actual puente y en un futuro la ampliación del tramo hasta la zona conocida como Doña Lela.

Este proyecto es administrado por UNOPS y es ejecutado por el Consorcio Virilla 32, compuesto por la empresa nacional MECO y la española Puentes y Calzadas.

Pin It on Pinterest

Share This