Oferta culinaria de primer nivel, atención personalizada y confort caracterizan a estos hoteles.

Por Revista Summa

Tarifas competitivas, una oferta culinaria de primer nivel, instalaciones confortables y atención personalizada, son parte de los atractivos de los hoteles boutique ubicados en varias zonas de Costa Rica.

Además de estos beneficios para desconectarse y relajarse, estos hoteles se han sumado a la lucha contra el Covid-19 y apuestan por la reactivación turística a través de certificados internacionales, que garantizan su seguridad sanitaria, cumpliendo y sobrepasando los protocolos recomendados por las autoridades de salud.

En Costa Rica Small Distinctive Hotels, reúne una importante oferta, como dice su nombre, de hoteles pequeños y distinguidos.

Los hoteles boutique representan una tendencia en el sector de alojamiento, son propiedades exclusivas, con pocas habitaciones (menos de sesenta), que surgen a partir de las preferencias de viajeros exigentes.

Estas propiedades están ganando terreno entre quienes desean disfrutar al máximo el destino viviendo una experiencia única y en lugares de poco tránsito.

Destacan además por tener un estilo propio, donde la calidad pesa sobre la cantidad y en el que ofrecen atención personalizada, con ambientes más íntimos y brindan mayor tranquilidad que las cadenas de más tamaño. Características que reúnen los Small Distinctive Hotels: son naturalmente exclusivos.

«En tiempos de pandemia y estrictos protocolos sanitarios ha sido una gran ventaja competitiva ser un hotel pequeño, ya que permite un ambiente más controlado y un aforo menor. Los huéspedes se sienten más tranquilos y seguros en estos hoteles boutique», dijo Mauricio Aymerich, director de Mercadeo de Small Distinctive Hotels y director de la empresa consultora en turismo The Real Service.

Conozca las promociones de temporada:

Pin It on Pinterest

Share This