Los planes reguladores permiten disminuir el riesgo de inundaciones, controlar la contaminación de ríos, ordenar la movilidad, crear espacios públicos, planificar el uso de la tierra, potenciar la competitividad y mejorar la calidad de vida en cada cantón.

Por Revista Summa

Este lunes, el Presidente Ejecutivo del Instituto de Vivienda y Urbanismos (INVU), Tomás Martínez, en compañía de la Primera Dama, Claudia Dobles, y del alcalde de Vásquez de Coronado, Rolando Méndez, anunció el avance de formalización de varios convenios de cooperación con municipalidades para planes reguladores.

Con su confección, actualización o aprobación, las municipalidades pueden garantizar a la comunidad que las viviendas sean construidas en lugares adecuados, disminuyendo así el riesgo de inundaciones y deslizamientos, entre otros beneficios.

Esta regulación también permite ubicar los servicios de manera más accesible, identificar y proteger nacientes de agua, controlar la contaminación de ríos, ordenar la movilidad, crear espacios públicos, planificar el uso de la tierra del cantón, identificar áreas sujetas a renovación urbana, así como potenciar la competitividad y calidad de vida en el cantón.

“Los planes reguladores son de suma importancia para cada municipio. Este es un trabajo conjunto Gobierno Central y gobiernos locales para renovar nuestros cantones a través de la planificación urbana y el ordenamiento del territorio. Mediante estos convenios las comunidades del país podrán confeccionar, actualizar o tener aprobado su plan regulador”, aseguró la Primera Dama.

Un ejemplo de ello es el cantón de Vázquez de Coronado, con el cual este lunes el INVU firmó su convenio de cooperación para la actualización del plan regulador, en beneficio de sus cerca de 68.000 habitantes. El monto de cooperación por parte del INVU se estima en ₡144.308.060.

El Presidente Ejecutivo del INVU anunció que ya se tienen convenios parciales con otros cantones, como el Plan Costero con Talamanca, el estudio hidrogeológico integral en Montes de Oro, así como la realización de los cuadrantes y la propuesta vial en Santa Bárbara.  Además, dijo que se espera la pronta formalización con el cantón de Curridabat para la ejecución de su plan regulador.

“Estos convenios responden a una acertada visión de los municipios en cubrir diferentes momentos y fases de la intervención en el territorio; desde la activación inmediata de un terreno sin uso y con problemáticas sociales, para actividades comunales, pasando por la planificación de un proyecto mixto en el corazón del cantón, hasta el abordaje integral del territorio completo del cantón a través del plan regulador”, explicó Martínez.

El INVU pone a disposición sus terrenos, su pericia y experiencia técnica y las herramientas de planificación, por medio de un nuevo abordaje mano a mano con los municipios, bajo un enfoque colaborativo, multiescala y multinivel.

Estos convenios se ejecutan mediante los diferentes Reglamentos creados y actualizados por el INVU, así como al reciente voto de la Sala Constitucional n° 39150, que agiliza y disminuye tanto los costos como los trámites para crear los Planes Reguladores de los Municipios.

Convenios firmados con Municipalidad de Coronado. El cantón de Coronado cuenta con Plan Regulador desde 1998, el cual ya no corresponde a la dinámica y realidad actual. Sin embargo, gracias a la iniciativa del municipio, a los instrumentos jurídicos y a la Alianza Gobierno Central – Municipios bajo el esquema de Gobernanza Multiescala y multinivel, sus habitantes podrán tener un Plan Regulador que se ajuste a su realidad en un término de 24 meses.

El INVU realizará una labor valorada en ₡144.308.060 (Ciento cuarenta y cuatro millones trescientos ocho mil sesenta colones), la cual contempla: la elaboración de los estudios y mapas de vulnerabilidad hidrogeológica, estudios ambientales, así como el Plan Regulador Urbano según lo estipula el Manual de Planes Reguladores, con sus respectivos reglamentos y cartografía como Instrumento de Ordenamiento Territorial.

Adicionalmente, se oficializará el convenio de arrendamiento de un terreno INVU denominado “Finca Vargas Este y Norte” que suman aproximadamente 7 hectáreas y que luego de varios años de búsqueda de una opción de intervención, finalmente se concreta con un acuerdo de arriendo entre la Municipalidad de Coronado y la Institución.

El INVU realizará estudios requeridos para promover un adecuado proyecto mixto residencial en el lugar, y de equipamientos públicos, en coordinación con la Municipalidad y bajo criterios participativos para asegurar responder a los intereses del cantón.

Pin It on Pinterest

Share This