Será uno de los tres países piloto de América Latina y el Caribe que buscan modernizar su seguro vehicular, a través del proyecto Movernos Seguros del BID.

Por Revista Summa

Como parte de un esfuerzo para que el seguro vehicular obligatorio pueda convertirse en una herramienta de prevención de accidentes de tránsito, Costa Rica será uno de los tres países pilotos de América Latina y el Caribe (ALC) – junto a Paraguay y República Dominicana – que velará por una eficiente implementación del seguro obligatorio de vehículos (SOV), en aras de mejorar los indicadores de seguridad vial del país.

Así lo manifestaron el Ministro de Obras Públicas y Transporte (MOPT), Rodolfo Méndez Mata, y el Superintendente General de Seguros, Tomás Soley Pérez, quienes oficializaron el interés del país durante un taller de trabajo organizado por la Superintendencia General de Seguros (Sugese), el MOPT y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al cual fueron invitados a participar  representantes del Consejo de Seguridad Vial (COSEVI), la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), entidades aseguradoras, la Asociación de Aseguradoras Privadas,  Automóvil Club de Costa Rica, motos, entre otros.

El proyecto Movernos Seguros es una iniciativa liderada por el BID y la Federación Internacional del Automóvil (FIA) a través de su Panel de Alto Nivel, que busca la integración de actores clave en el mejoramiento de las condiciones de seguridad vial en los países de la región junto con el sector asegurador.

Para el jerarca de la Sugese, Tomás Soley Pérez, este proyecto es una gran oportunidad para que el país avance hacia un esquema de Seguro Obligatorio Automotor (SOA) más robusto y completo, en línea con las mejores prácticas internacionales. El país fue pionero en los años setenta en la creación del SOA, de manera que casi cincuenta años después resulta necesario revisar su alcance y contenido de cara a las necesidades actuales. Proteger a las víctimas y reparar los daños ocasionados de manera expedita, alineando incentivos a la adopción de mejores comportamientos en carretera, coadyuva a brindar una mayor seguridad en carretera, tanto a los conductores como a los peatones. 

Además de revalidar el compromiso de los asistentes al taller sobre la importante labor de reducir el número de muertes y lesionados por siniestros de tránsito en el país, la jornada permitió compartir los resultados del Diagnóstico “Movernos Seguros”: Seguridad vial a través del seguro vehicular en América Latina y el Caribe, realizado conjuntamente por el BID y la FIA, con el fin de explorar alternativas y mejores prácticas que permitan incorporarlas al seguro obligatorio de automóviles en pro de la seguridad vial.

A través de estas sinergias entre el sector público y el sector privado se busca reducir el número de muertes y lesiones causadas por siniestros de tránsito, mejorar la calidad de los datos, así como el análisis y el uso de la información oportuna y de calidad para la implementación de políticas públicas, y fortalecer y mejorar la atención integral de las víctimas.

Costa Rica, como país piloto, estará representando a los países del grupo 2, según el Diagnóstico Regional del BID, que buscan transformar su seguro vehicular obligatorio para que pase de ser un instrumento de indemnización por gastos médicos, incapacidad o muerte -como consecuencia de siniestros de tránsito- a un instrumento de la seguridad vial que promueva la prevención y, en caso de ocurrencia, provea de coberturas adecuadas según las necesidades de las víctimas. Todo ello, bajo los principios de suficiencia, equidad y moderación que deben caracterizar a los seguros obligatorios de este tipo.

Pin It on Pinterest

Share This