La desaparición de los peces afectaría los US$599 millones que esta actividad de pesca deportiva genera al Costa Rica anualmente

Por Revista Summa

Ante la reciente realización de ferias gastronómicas donde se ofrecen platillos que incluyen pez marlín y pez vela, la Federación Costarricense de Pesca (FECOP), reitera la importancia de proteger a estas especies de la comercialización, basada en recientes estudios que muestran los beneficios que estas generan cuando permanecen en el mar.

“Los datos demuestran el enorme valor que tiene para el mercado costarricense un marlín o un pez vela que permanece en el mar y no en un plato. El valor económico de estas especies, para la pesca comercial, es muy bajo en comparación con otras más cotizadas, pero su valor para la pesca deportiva es mucho mayor, y por eso en FECOP, defendemos su protección por el gran interés e impacto que tienen para esta actividad”, explicó Carlos Salas, Director Ejecutivo de la Federación Costarricense de Pesca FECOP.

Desde el punto de vista de generación de ingresos, la carne de marlín y pez vela tiene menos valor comercial que la de otras alternativas como el atún aleta amarilla. Y, desde el punto de vista alimenticio, tiene menos beneficios nutricionales para los seres humanos que otras opciones como el salmón, la trucha y la sardina.

Pero, además, la contribución de la pesca deportiva-turística al PIB de Costa Rica es superior que la contribución de la pesca comercial (2,3% de la pesca deportiva frente a 1,8% de la comercial), genera muchos más empleos y justifica la trascendencia de evitar una sobre explotación que afecte el ecosistema y la economía nacional.

Empleos directos, indirectos e inducidos del turismo con prácticas de pesca recreativa.

“La posición de FECOP aboga por la no comercialización del marlín y el pez vela, a favor de su uso en la pesca deportiva y resalta la necesidad de establecer medidas de manejo que promuevan la conservación, el uso sustentable y equitativo de este recurso”, continúo Salas.

Garantizar que los niveles de captura no pongan en riesgo la salud de las poblaciones de marlín y pez vela en Costa Rica, no solo protege el papel esencial de estas especies en la cadena alimenticia, sino que, también, es una decisión estratégica, fundamentada en hechos comprobados, como que estos peces son los más importantes para la pesca turístico deportiva y su desaparición afectaría los US$599 millones que esta actividad genera al país anualmente.

En el estudio “Análisis de la contribución económica de la pesca deportiva y comercial a la economía de Costa Rica” del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (IICE-UCR) y la The Billfish Foundation (TBF) se ha identificado la pesca deportiva como una de las principales actividades realizadas por el 21,1% de los turistas encuestados a inicios del año 2009 en los aeropuertos de Liberia y San José.

El 8,7% de los turistas encuestados han practicado alguna actividad de pesca recreativa durante su estadía en el país (SEGÚN CIMAT). Si aplicamos este porcentaje al número total de turistas que ingresaron por vía aérea en el 2011, entonces podríamos hablar de una base de 122.257 personas visitantes y que practicaron actividades de pesca deportiva y/o recreativa en el país.

 

Pin It on Pinterest

Share This