Se estima que ahorrará US$5.542 mensuales en factura eléctrica con 612 paneles solares. La instalación tendrá una potencia de 186,7 kW; equivalente a la energía utilizada por unos 103 hogares.

Por Revista Summa

La empresa de energía solar Sibo Energy y la mueblería Na Lakalú, ambas de Costa Rica, consolidaron recientemente un proyecto a través del cual se instalarán 612 paneles solares sobre la estructura de la mueblería ubicada en una ciudad a 40 kilómetros al oeste de San José.

Monzi Figueres, directora comercial de Sibo Energy, explicó que con la electricidad generada por el sistema además de reducir en un 100% la energía que consume de la compañía eléctrica, contribuirá al ambiente reduciendo su huella de carbono en 37,1 toneladas de CO2 al año.

El sistema entra en funcionamiento a principios del mes de marzo. Este sistema ahorrará US$5.542 mensuales en la factura eléctrica requerida por la Na Lakalú y representa un ahorro tanto a nivel energético como económico.

Según la Asociación Costarricense de Energía Solar (ACESOLAR), con 186.7 kW Na Lakalú será la instalación industrial para autoconsumo conectada a red más grande de Centroamérica.

«Nos enorgullece enormemente ser pioneros en la generación de energías limpias, nos llena de satisfacción y orgullo destacarnos por  incluir dentro de nuestras políticas de crecimiento una medida que no solo va de la mano con nuestra visión de empresa, si no que demuestra nuestro compromiso con nuestros valores, con nuestro país pero sobre todo con nuestros clientes.  Más 50 años en el mercado nos han enseñado  que para poder competir exitosamente no basta con tener un excelente producto y un muy buen grupo de colaboradores, sino que se requiere ir más allá; hoy Nalakalú da un paso en firme hacia el futuro”, afirmó Klariza Araya, gerente de Nalakalú.

La instalación de este proyecto tuvo una duración de 6 semanas; iniciando la generación eléctrica a partir de la luz solar en el mes de marzo, sin causar alteraciones de ningún tipo en la continuidad del servicio de la mueblería. Así lo explica Gustavo Ugalde, encargado del proyecto de Sibo Energy, “Se colocaran 612 paneles y 4 inversores, para una potencia de 186,7 kW; equivalente a la energía utilizada por unos 103 hogares. El sistema puede ser monitoreado en todo momento por internet para conocer la producción y otras variables de operación”.

“Felicitamos a Na Lakalú por emprender esta iniciativa que marca su responsabilidad con la sostenibilidad de su operación, así como su liderazgo ambiental y tecnológico. Agradecemos la confianza brindada a Sibo Energy para la realización de este proyecto”, explicó Figueres.

El proyecto es financiado por Promerica, cuenta con la cobertura de la garantía parcial de crédito emitida por el  Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), de igual manera estará interconectado  al “Plan Piloto de Generación Distribuida para Autoconsumo del Instituto Costarricense de Electricidad”.

“Para Banco Promerica es muy importante el apoyo e involucramiento en iniciativas de generación de energías renovables limpias, que permitan la reducción de la huella de carbono;  a través de una estructura de financiamiento con condiciones favorables para el cliente, en donde exista una recuperación de la inversión sustentada con el ahorro energético dentro de un plazo adecuado, explicó Federico Chavarria, sub gerente de Negocios de Banco Promerica”.

Pin It on Pinterest

Share This