El mayor porcentaje de los recursos se ha destinado para arreglos de pago de familias, micro, pequeñas y medianas empresas. 

Por Revista Summa

Un total de 20.896 operaciones de crédito se han beneficiado hasta el 30 de abril anterior, dela facilidad especial y temporal de financiamiento a mediano plazo, conocida como Operaciones Diferidas a Plazo (ODP) otorgada por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) a las entidades financieras, con el objetivo de trasladar recursos en condiciones favorables a los hogares y empresas afectadas por la pandemia del COVID-19.

Estas operaciones, según datos del BCCR, con un saldo de 539.021 millones de colones (al 30 de abril 2021), corresponden a familias (47.75%), micro, pequeñas y medianas empresas (30,33%), grandes empresas (19,77%) y otros (2,15%).  

Estos datos se presentaron hoy el en Foro de resultados y experiencias de la colocación de líneas de crédito del BCCR, organizado por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) y en el cual participaron como expositores:  Rodrigo Cubero, Presidente del BCCR, Federico Odio, Gerente de BAC Credomatic, Bernardo Alfaro, Gerente del Banco Nacional y Ronulfo Jiménez, Asesor Económico de la Asociación Bancaria Costarricense. 

“Estos datos reafirman el compromiso de las entidades financieras con los costarricenses y en particular con los sectores más afectados por la pandemia. Los bancos han realizado importantes esfuerzos en la readecuación de las operaciones de crédito, muestra de ello es que el mayor porcentaje del saldo colocado, hasta el mes de abril, fue canalizado por bancos públicos y privados”, indicó Ronulfo Jiménez, Asesor Económico de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC). 

“Muchas familias y empresas han necesitado readecuaciones, refinanciamiento o bien nuevos créditos para capital de trabajo para poder sobrevivir el impacto de la pandemia y en esto hemos puesto mucho esfuerzo en el Banco Central y entre esas respuestas de política surgió esta facilidad crediticia. El llevar estos recursos a los beneficiarios finales es un esfuerzo conjunto, entre el Banco Central, los intermediarios financieros y por supuesto los deudores”, manifestó Rodrigo Cubero, Presidente del BCCR. 

De los recursos provenientes de la ODP, las cifras del BCCR revelan que el Sistema Financiero Nacional (SFN) ha canalizado un 85,2% para readecuaciones, un 7.1% para créditos nuevos y un 6% en refinanciamientos. 

Los clientes beneficiados, en el caso de los arreglos de pago, recibieron una reducción promedio en tasas de 464 puntos base y una reducción promedio del monto de la cuota del 21,3%. En el caso de los nuevos créditos, la reducción promedio en tasa fue de 927 puntos base y la reducción promedio en cuota de 55,3%. 

Del saldo total colocado al 30 de abril pasado, la distribución por sectores muestra una mayor canalización de recursos a transporte (10,5%), comercio (6.0%) y servicios (5.0%). 

Los bancos que solicitaron el financiamiento del BCCR fueron: BAC, Davivienda, Banco Lafise, Banco de Costa Rica, Banco Improsa, Banco Nacional, Scotiabank, Banco Cathay, Banco Promérica, Banco Popular y Banco BCT. 

El monto total aprobado por el BCCR para las ODP es de 842.887 millones de colones. 

Las entidades interesadas en recibir financiamiento por medio de la facilidad del BCCR debían presentar un plan de uso de los recursos con el monto total solicitado, la distribución de este monto según destino de los recursos, las mejores condiciones de tasa de interés, cuota o plazo que se comprometían a ofrecer y un cronograma mensual con las fechas de los desembolsos requeridos. Adicionalmente, debían cumplir con un conjunto de condiciones y requisitos para garantizar el buen uso de los recursos, así como el traslado de las mejores condiciones crediticias a los deudores. 

Como lo han hecho desde el inicio de la pandemia, los bancos seguirán trabajando para apoyar a los sectores más afectados y continuarán impulsando la reactivación económica que necesita el país. 

Pin It on Pinterest

Share This