Para este 2019, empresas amparadas al Régimen de Zonas Francas anunciaron la generación de 5.600 nuevos empleos.

Por Revista Summa

Un 57% de los nuevos empleos generados por las compañías multinacionales en el 2018 en el sector de zonas francas fueron ocupados por mujeres, promoviendo así la participación femenina en la fuerza
laboral.

Según el estudio “Tendencias Globales IED en Costa Rica y su impacto” de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE), durante el 2018, las empresas de zona franca contrataron más mujeres que el sector productivo tradicional, y muchas de ellas son jefas de hogar.

En el último año, las empresas generaron 12.961 nuevos empleos, de los cuales el 57% es decir unas 7.390 son mujeres.

Lucrecia Estrada, Yessenia Segura y Rocío Retana son tan sólo algunas de las muchas mujeres que hoy tienen una oportunidad laboral en estas compañías.

Lucrecia Estrada, se desempeña desde hace 12 años, en el área de Auditoría Interna Global de Procter & Gamble Costa Rica, donde realiza auditorias alrededor del mundo e internamente dentro de la empresa. En Procter & Gamble, el 51% de sus colaboradores son mujeres.

Estrada reconoce que Procter ha logrado remover barreras de acceso y oportunidades, desarrollando una serie de políticas corporativas para fomentar entre sus colaboradores. “Las políticas de flexibilidad laboral y teletrabajo, así como los programas de entrenamiento y capacitaciones nos permite desarrollarnos tanto a nivel profesional, como personal y familiar”.

Yessenia Segura labora en el área contable de Coyol Free Zone desde hace 6 años. Sin embargo, hace año y nueve meses la vida le dio un giro. Su hija fue diagnosticada con Síndrome de Down, y aunque en un momento pensó abandonar su trabajo para dedicarse por completo a su niña, la flexibilidad que recibe en su trabajo, le permitió continuar desarrollándose como madre, esposa y profesional.

Para Yessenia, “las zonas francas son una fuente de empleo que le da a las mujeres la oportunidad de desarrollarse a nivel profesional y familiar, permitiendo aportar económicamente a sus familias y al crecimiento del país”.

Algunas de las mujeres que laboran en el sector de zonas francas son jefas de hogar. Rocío Retana labora en L3 Technologies desde hace 15 años, y ser jefa de hogar le ha permitido impulsarse para luchar por alcanzar sus sueños y poder sacar a su hija adelante.

Mediante un préstamo que obtuvo en la empresa, Rocío está logrando desarrollarse también como microempresaria. “Mi horario de trabajo termina a las 3 de la tarde, cuando llego a mi casa y en mi tiempo libre trabajo en un centro de uñas que logré instalar gracias a los beneficios que tenemos los colaboradores en esta compañía”.

Carlos Wong, Presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas de Costa Rica (AZOFRAS), reconoce que el empleo que generan las empresas de zona franca son una gran herramienta de reactivación económica para el país.

Solo en el 2018, generó 106.707 puestos directos y 54.734 indirectos, siendo exitoso en la creación de empleos formales, estables, inclusivos y de calidad, además de encadenamientos productivos.

Para este 2019, empresas amparadas al Régimen de Zonas Francas anunciaron la generación de 5.600 nuevos empleos para sus operaciones en el país. Las firmas buscan personal bilingüe, en áreas principalmente de finanzas, recursos humanos, mercadeo, servicio al cliente y tecnologías de la información.

Pin It on Pinterest

Share This