BID espera contribuir a la discusión sobre el rol de las FinTech y la transformación digital del sistema financiero tradicional para lograr una mayor inclusión financiera.

Por Revista Summa

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) junto a Finnovista presentó el primer estudio que se realiza en el país sobre el uso de tecnologías financieras en empresas innovadoras para diferentes segmentos de la población, denominado: “FinTech en Costa Rica: Hacia una evolución de los servicios financieros”.

Este trabajo se centró en analizar el estado actual del ecosistema financiero de Costa Rica, desde la industria tradicional hasta la irrupción de nuevos modelos de negocio provenientes de las empresas Fintech. Así como también, identificar los principales retos a los que se enfrenta el país y las grandes fortalezas y oportunidades que deben aprovecharse para subirse a la ola de innovación financiera.

FinTech, es una nueva industria que aplica la tecnología para mejorar las actividades financieras. La revolución FinTech representa la oportunidad de contar con una oferta de productos y servicios financieros más rápidos, eficientes y sobre todo accesibles para promover la inclusión financiera que aún constituye un desafío a nivel global.

Costa Rica y Latinoamérica

En el año 2017, el BID junto a Finnavista publicó la primera edición del informe “Innovaciones que no sabías eran de América Latina y el Caribe”, donde se identificaron 703 startups Fintech en la región, de las cuales 5 eran de Costa Rica.

América Latina cuenta actualmente con más de 1,250 compañías Fintech, de las cuales 25 se encuentran en Costa Rica.

Es decir, el país pasó de contar con 5 empresas de tecnologías financieras a tener 25 en la actualidad. Esto supone un crecimiento neto del 400% desde la primera medición realizada a nivel latinoamericano con una alta tasa de supervivencia de estos emprendimientos. 

FinTech en Costa Rica

El país se encuentra en un estado inicial de desarrollo en cuanto a las tecnologías financieras, con un número de startups aún reducido.

El liderazgo en la región en cuanto a penetración móvil y la posición privilegiada en los rankings de innovación global, así como su capacidad para formar, atraer y retener talento convierten a Costa Rica en terreno fértil para el surgimiento y expansión de soluciones financieras tecnológicas.

“Si en algún lugar de América Latina existen condiciones iniciales para que la industria Fintech despegue es en Costa Rica. El país cuenta con un capital humano alto, con una penetración de banda ancha alta, con experiencia en el uso de distintas tecnologías, y con un capital emprendedor importante” comentó Priscilla Gutierrez, economista BID Costa Rica.

El ecosistema FinTech de Costa Rica todavía está muy concentrado en algunas áreas de negocio, pues las 25 empresas identificadas se distribuyen en tan solo 5 de los 10 segmentos FinTech existentes: Empresas de Tecnologías para Instituciones Financieras (ETIF), Soluciones de Pagos, Plataformas de Financiación Alternativa, Gestión de Finanzas Empresariales y Puntaje Alternativo (Scoring).

El área con mayor auge de las FinTech es aquella de Empresas de Tecnologías para Instituciones Financieras (ETIF), la cual es la de mayor crecimiento en la región latinoamericana. Esto indica que pese que Costa Rica se sumó más tarde que otros países a la Revolución FinTech, el país se está adaptando a las tendencias existentes y posicionándose para aprovechar las oportunidades de la tecnología en la industria de los servicios financieros.

Falta de regulación específica

En cuanto a materia regulatoria, el 52% de las startups Fintech de Costa Rica considera que actualmente no existe una regulación específica al Fintech en su país, pero sí creen que es necesaria.

El mercado costarricense está experimentando nuevos actores financieros dentro del ecosistema y deberá estar listo para fortalecer la supervisión.

Situación emprendedora en el país

Costa Rica es el país centroamericano con más oportunidad de crecimiento en el área emprendedora.  El gobierno ha puesto en marcha proyectos y destinado fondos para fomentar el emprendimiento.

Sin embargo, estos esfuerzos no tienen una focalización en proyectos tecnológicos ni mantienen una oferta continua en el tiempo siguiendo reglas claras, sino que promueven innovación en términos generales, y son sumas pequeñas.

Una propuesta que se plantea en el informe es la creación de un espacio FinTech o FinTech Hub como una vía para apoyar el fortalecimiento del ecosistema, con el objetivo de construir la interacción y aceleración del ecosistema a través de la generación de sinergias entre los distintos actores del ecosistema (entes gubernamentales, instituciones financieras, corporaciones, inversores e innovadores).

Con la llegada de las FinTech al país, es importante desarrollar acciones que puedan promover conocimiento acerca del tema, sus beneficios para la inclusión financiera, la complementariedad con el sistema financiero, así como un promotor del emprendimiento digital en Costa Rica.

Pin It on Pinterest

Share This