Los países con niveles de paz muy altos, en promedio, lograron un crecimiento del PIB per cápita tres veces más alto en comparación con los países menos pacíficos de los últimos 60 años.

Por Revista Summa

La 13ª edición del informe anual del Índice de Paz Global (GPI), la principal medida mundial de paz mundial, revela que el nivel promedio de paz mundial mejoró por primera vez en cinco años. Sin embargo, a pesar de la mejora, el mundo sigue siendo considerablemente menos pacífico que hace una década, y el nivel promedio de paz se está deteriorando en casi un 4% desde 2008. El informe de este año incluye nuevas investigaciones sobre los posibles efectos del cambio climático en la paz.

Ochenta y seis países mejoraron su puntaje en el informe de 2019, mientras que 76 se deterioraron. Islandia sigue siendo el país más pacífico del mundo, una posición que ocupa desde 2008. Se encuentra en la parte superior del índice con Nueva Zelanda, Austria, Portugal y Dinamarca. Bhután ha registrado la mayor mejora de cualquier país entre los 20 primeros, con 43 puestos en los últimos 12 años.

Afganistán es ahora el país menos pacífico del mundo, reemplazando a Siria, que ahora es el segundo menos pacífico. Sudán del Sur, Yemen e Irak comprenden los cinco países menos pacíficos restantes. Este es el primer año desde el inicio del índice que Yemen ha sido clasificado entre los cinco países menos pacíficos.

En la región de América Central, de 163 países que conforman el ranking, Costa Rica sube cinco puestos ubicándose en la casilla 33, y obtiene una puntuación de 1.706 puntos, colocándose como el país más pacífico de esta región, seguido por Panamá (47), El Salvador (113), Guatemala (114), Nicaragua (120) y Honduras (123).

Producido por el think-tank internacional Institute for Economics & Peace (IEP), el informe GPI presenta el análisis más completo basado en datos hasta la fecha sobre la paz, su valor económico, las tendencias y cómo desarrollar sociedades pacíficas. El informe cubre el 99,7% de la población mundial y utiliza 23 indicadores cualitativos y cuantitativos de fuentes altamente respetadas para compilar el índice. Estos indicadores se agrupan en tres dominios clave: Conflicto continuo, Seguridad y protección, y Militarización.

Steve Killelea, fundador y presidente ejecutivo del IEP, dijo: «Aunque la paz ha mejorado en el GPI de 2019, un análisis más profundo encuentra una mezcla de tendencias positivas y negativas. Mientras que los conflictos han dominado la década pasada, como en Irak y «Siria, ha comenzado a disminuir, han surgido nuevos conflictos en Yemen, Nicaragua y Turquía, lo que ha llevado a que los diez países más bajos del índice disminuyan más que el promedio mundial, lo que aumenta la desigualdad mundial en paz».

Cuatro de las nueve regiones del mundo se volvieron más pacíficas durante el año pasado. El mayor aumento de la paz se produjo en la región de Rusia y Eurasia, seguido de Oriente Medio y el norte de África. En ambas regiones, el número de muertes por conflictos disminuyó en Ucrania y Siria, respectivamente. La caída en las muertes por conflictos se ha reflejado en una caída en las muertes por terrorismo.

Dos de los tres dominios de GPI se deterioraron en la última década, el Conflicto en curso se deterioró en un 8,7% y el de Seguridad se deterioró en un 4%. Sin embargo, contrariamente a la percepción pública, el dominio de Militarización ha registrado una mejora del 2.6% desde 2008. El número de personal de los servicios armados por cada 100,000 personas ha disminuido en 117 países, y el gasto militar como porcentaje del PIB se redujo en 98 países, con solo 63 países incrementan su gasto.

Steve Killelea dijo: «Muchas de las tendencias registradas en la última década resaltan la complejidad de la paz mundial. Claramente, es una buena noticia que el terror patrocinado por el estado haya disminuido notablemente en la última década, con 62 países que mejoraron sus puntajes y solo 42 se deterioraron. Sin embargo , el encarcelamiento muestra una tendencia opuesta: 95 países aumentaron la tasa de encarcelamiento en comparación con 65, lo que mejoró. Estados Unidos redujo su tasa de encarcelamiento en un 11 por ciento durante la última década, sin embargo, todavía tiene la segunda tasa de encarcelamiento más alta del mundo «.

El informe también analiza los riesgos de seguridad que plantea el cambio climático. El análisis en el informe encuentra que aproximadamente 971 millones de personas viven en áreas con alta o muy alta exposición a las amenazas climáticas, y 400 millones de estas personas viven en países con bajos niveles de paz. El 10% de estas personas, o 103,7 millones, viven en áreas de los países que ocupan los 25 primeros países en el IPG: Sudán del Sur, Irak, Libia, la República Democrática del Congo, Sudán, Corea del Norte, Nigeria y México.

El impacto económico de la violencia en la economía mundial en 2018 disminuyó por primera vez desde 2012, disminuyendo en un 3,3%, a $ 14.1 billones. Esta cifra es equivalente al 11.2 por ciento de la actividad económica mundial o $ 1,853 por persona. La mayor mejora se produjo en el conflicto armado, debido a una caída en la intensidad del conflicto en Siria, Colombia y Ucrania. También hubo una reducción sustancial en el impacto económico del terrorismo, que se redujo en un 48% desde 2017 hasta 2018. Para los diez países más afectados por la violencia, el impacto promedio fue equivalente al 35% de su PIB, en comparación con solo el 3,3%. Por ciento en los países más pacíficos del mundo. Siria sufrió lo peor del 67 %.

 

Pin It on Pinterest

Share This