Reactivación de sectores turístico, industrial y comercial es clave para impulsar mejora.

Por Revista Summa

El efecto en el consumo eléctrico derivado de la emergencia nacional y mundial por la pandemia de COVID-19 tendrá repercusiones en los años venideros, según lo analizado por la Dirección de Planificación y Sostenibilidad del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

La demanda eléctrica en Costa Rica cayó poco menos de -3% en 2020, mientras que en Centroamérica, según el Ente Operador Regional (EOR), la cifra llegó a -4,4%.

Incluso, en las primeras semanas que se decretaron medidas restrictivas en el istmo –marzo y abril del año pasado–, las ventas en el Mercado Eléctrico Regional (MER) cayeron -19% y los precios -45%.

Con porcentajes variables, la demanda eléctrica nacional había venido en aumento desde 2009 –último año registrado con un decrecimiento–. En esa ocasión, la crisis económica mundial produjo la contracción de las actividades productivas, con una reducción en el consumo eléctrico del país cercana al -2%.

A pesar de las medidas aplicadas para contener la propagación del virus en 2021, aún es complejo establecer cuándo se alcanzará un crecimiento de la demanda similar al existente antes de la pandemia. Los modelos de simulación empleados con éxito en años anteriores no pueden mostrar –todavía– un panorama claro para los siguientes períodos.

“Bajo estas condiciones, como país tenemos la fortaleza de tener la suficiente capacidad instalada para abastecernos, con el valor agregado de que generamos electricidad renovable. Una buena señal es que la demanda acumulada de 2021, hasta junio, muestra un crecimiento de 2,2% respecto al mismo período de 2020”, explicó Kenneth Lobo, director de Planificación y Sostenibilidad del ICE.

La situación que enfrentan Costa Rica y las naciones centroamericanas se replica en las demás regiones del mundo, por lo que la recuperación para los mercados eléctricos llegará de manera paulatina. La reactivación de los servicios asociados al turismo, la industria y el comercio será esencial para alcanzar una mejora sostenible.

Pin It on Pinterest

Share This