La empresa social ecoins® recibió la máxima calificación en economía circular y además destaca en el comparativo con otras empresas de servicios.

Por Revista Summa

Predicar con el ejemplo es la manera más efectiva y coherente de promover el cambio social. Esto es precisamente lo que ha hecho ecoins® ya que recientemente alcanzó la calificación máxima de ¨A¨ en el índice de evaluación de economía circular Circulytics®. Este índice es una herramienta estandarizada promovida por la Fundación Ellen MacArthur, la cual, permite a organizaciones evaluar qué tan circular es la gestión del ciclo de vida de sus productos o servicios, entre
otros parámetros de desempeño de economía circular en sus negocios.

En su esencia, ecoins® surge como una iniciativa de impulso a la economía circular al ser la primera ecomoneda virtual en Costa Rica que asigna no un precio, sino un valor a la práctica del reciclaje, con el enfoque de triple utilidad, educando a los consumidores en cómo adquirir mejores hábitos de consumo como Reducir, Reutilizar, Remanufacturar, Reparar y separar para Reciclar. Es también el mejor aliado para que las empresas pongan en marcha el cumplimiento de las leyes de Responsabilidad Extendida del Productor.

Con los años, su estructura de negocio se ha consolidado como un proyecto internacional y efectivo que estimula a la población a entregar sus residuos valorizables #LimpiosSecosSeparados a cambio de incentivos que pueden canjear por descuentos y sorteos en productos y servicios de empresas participantes dentro de su plataforma digital. Actualmente opera en Costa Rica, Guatemala, Perú, Colombia y próximamente llegará a Nicaragua, Argentina, y reactivará su operación de Panamá.

La evaluación Circulytics® comprende un amplio conjunto de métricas que son valoradas en una escala que va desde la E, como calificación mínima, hasta la A como resultado máximo. Dicha herramienta se empezó a aplicar desde enero de 2020. Su completo mecanismo de medición impulsó a ecoins® a adoptar este índice como una manera de comprender el alcance de su modelo al incluir oportunidades de economía circular. De esta manera, la organización obtuvo una visión completa de su circularidad, de sus flujos de materiales y de sus modelos de servicio, así como una estimación de aquellas áreas de desarrollo en las que la empresa puede mejorar.

Como explica Karla Chaves, “se calcula que menos del 9% de los negocios del mundo son circulares*, o sea que fueron diseñados para no generar desperdicios y maximizar los recursos de todos sus ciclos; por lo tanto, nos complace profundamente el haber recibido la máxima calificación desde nuestra primera evaluación de Circulytics®, pues quiere decir que ecoins es parte de ese selecto grupo de empresas en el mundo que efectivamente han migrado a una nueva normalidad en la forma de hacer sus negocios¨.

La líder de ecoins®, también señaló: “el haber recibido un puntaje general de A es un claro indicador de que vamos por buen camino, especialmente en algunas áreas de medición que plantea Circulytics®, tales como innovación, operaciones, servicios y consumo energético en las cuales alcanzamos calificaciones muy altas dentro de nuestro sector empresarial. Somos una empresa muy diferente y aunque muchos en los mercados locales aún no comprenden un modelo de negocio colaborativo y circular, estamos abonando el camino para un crecimiento exponencial que llegará muy pronto¨.

Una medición integral de la circularidad

Una de las fuertes ventajas de #Circulytics es su capacidad para medir toda la circularidad de una empresa, no solo los productos y los flujos de materiales. Esta capacidad permite hacer del índice un instrumento que apoya la toma de decisiones y el desarrollo estratégico de las organizaciones para la adopción de la economía circular. Como señala la subdirectora de ecoins® Lucila Espinoza, “la herramienta ha evidenciado tanto nuestras fortalezas como áreas de mejora, por lo cual, es también una gran vitrina para mostrar transparentemente el nivel de evolución de la empresa en cuanto a la adopción de la economía circular.¨

“Es una realidad que las sociedades y empresas de todo el mundo adoptan cada vez más la economía circular como una oportunidad de generar negocios más sostenibles ambiental y socialmente, y ser más prósperos en el ámbito económico. Como líderes empresariales debemos enfrentar seriamente los desafíos globales como el cambio climático, manejo de desechos, contaminación y la pérdida de biodiversidad, y hacerlo con métricas estandarizadas que permitan evaluar progresos sobre nuestras decisiones empresariales”, explicó Espinoza.

La misión de la Fundación Ellen MacArthur es acelerar la transición global hacia una economía circular.

La economía circular se basa en tres principios, todos impulsados ​​por un diseño que elimine el desperdicio y la contaminación, haga circular productos y materiales para mantenerlos en uso y regenerar la naturaleza. Con este fin, trabaja con empresas responsables, políticos y académicos. https://archive.ellenmacarthurfoundation.org/es/fundacion-ellen-macarthur/la-fundacion

Pin It on Pinterest

Share This