Uno de cada cuatro alumnos de 15 años de los países de la OCDE no han alcanzado un nivel básico de conocimientos y habilidades en al menos una de las tres asignaturas principales evaluadas por PISA.

Por Daniel Rosales

La poca motivación en los estudiantes alrededor del mundo, los lleva a perder un compromiso con la educación, sacando malas notas y por ende bajar su rendimiento académico. Así lo dio a conocer el estudio «Estudiantes de Bajo rendimiento, Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito» de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que estudió a 64 países participantes en el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA), el cual señala que América Latina está por debajo de los estándares globales de rendimiento escolar.

El informe determinó que en Latinoamérica, Costa Rica, Chile y México son los únicos países que tienen menos alumnos con bajo rendimiento escolar, sin embargo, también se encuentra entre los 20 países con más estudiantes que no alcanzan el nivel mínimo que la OCDE considera exigible a los adolescentes de 15 años en este siglo.

Por su parte, Perú, Colombia, Brasil y Argentina se colocan entre los 10 países donde sus estudiantes tienen un nivel más bajo en áreas como matemáticas, ciencia y lectura.

«El bajo rendimiento en la escuela tiene consecuencias a largo plazo tanto para los individuos como los países. Los alumnos con un rendimiento bajo a los 15 años tienen más riesgo de abandonar completamente sus estudios; y cuando una gran proporción de la población carece de habilidades básicas el crecimiento económico de un país a largo plazo se ve amenazado» determinó el informe.

Asimismo, también señala que más de uno de cada cuatro alumnos de 15 años de los países de la OCDE no han alcanzado un nivel básico de conocimientos y habilidades en al menos una de las tres asignaturas principales evaluadas por PISA: lectura, matemáticas y ciencia. En números absolutos, esto significa que cerca de 13 millones de alumnos de 15 años en los 64 países y economías participantes en el programa en 2012 tuvieron un bajo rendimiento en al menos una asignatura; en algunos países, este fue el caso de más de uno de cada dos alumnos.

Por Países

Costa Rica mostró que un 66,6% de sus mujeres tiene un bajo rendimiento en matemáticas y un 82,9% de sus estudiantes al menos ha repetido un curso. Un 32,2% de los estudiantes costarricenses esta por encima del nivel básico de todas las asignaturas en relación a  Argentina, Brasil, Colombia y Peru, solo superado por Uruguay, México y Chile, los cuales tienen un porcentaje de 35,4%, 36,1% y 44,1% respectivamente.

Perú es el país con el mayor porcentaje de estudiantes de 15 años que no superan el promedio establecido por la OCDE tanto en lectura (60%) como en ciencia (68,5%). Además es el segundo peor situado en matemáticas (74,6%), solo por detrás de Indonesia.

Colombia en lectura alcanza el 51% y en ciencia el 56%. En matemáticas, el 73,8% de los estudiantes se encuentra debajo del promedio de rendimiento.

Mientras, en Brasil en lectura el 50,8% de los estudiantes no superan el promedio; en ciencia el 55% y en matemáticas el 68,3%.

En Argentina, en lectura no alcanzan el mínimo establecido el 53,6%; en ciencia el 50,9% y en matemáticas el 66,5%.

¿Qué hacer para mejorar la educación en América Latina? 

Según el informe existen algunas políticas que pueden ayudar a romper el ciclo de falta de compromiso y bajo rendimiento. El primero paso que deben dar los responsables de las políticas públicas es darle una alta prioridad dentro de su agenda al problema del bajo rendimiento escolar, como desmantelar las múltiples barreras de aprendizaje, crear entornos de aprendizaje exigentes, la participación de padres y comunidades locales, alentar a los alumnos a que aprovechen al máximo las oportunidades educativas y ofrecer un apoyo focalizado para los alumnos y Ofrecer programas especiales para alumnos inmigrantes, que hablen idiomas minoritarios o vivan en zonas rurales, entre otros.

 

Pin It on Pinterest

Share This