Los profesionales de la actualidad pueden acceder a modelos institucionales y organizados para garantizar una experiencia de trabajo internacional óptima.

Por Revista Summa

Adquirir experiencia multicultural, fortalecer competencias blandas altamente apetecidas por el mercado laboral, incrementar sensiblemente la habilidad para desempeñarse en un segundo idioma y desarrollar una notable y fructífera red de contactos profesionales; esas son cuatro ventajas reales que obtienen quienes deciden dar el salto para salir de su zona de confort y aventurarse a probar sus capacidades profesionales en un nuevo país.

Vivimos en tiempos en que los límites del espacio geográfico profesional son cada vez más difusos y, desde luego, la globalización ha impactado fuertemente la tendencia a que más trabajadores se decidan por superar sus propias fronteras. ¿Qué se requiere? En primer lugar la seguridad en el desempeño que brinda conocer su propia profesión a fondo y en segundo lugar, la adaptación y flexibilidad para adaptarse a un contexto cultural distinto.

Así, uno de los primeros aspectos que definirá el potencial de un trabajador internacional está relacionado con sus habilidades blandas como por ejemplo la resiliencia, la autonomía, la determinación, la confianza en sí mismo y la apertura cultural, entre otras.

El otro aspecto, no menos importante, es contar con una visión clara del propósito y condiciones que busca el profesional con la obtención de una experiencia profesional en el extranjero. En este sentido, se recomienda haber realizado una prospección de los países objetivo a los qué apuntar, determinar las características del mercado laboral en el país o países elegibles y, desde luego, tener claro si los aprendizajes que se obtienen podrán servir para desarrollar sus propias habilidades en su país de origen.

La importancia del apoyo organizacional

Si bien estar dispuesto a enfrentar situaciones no controladas es parte de la lógica de la aventura profesional en el extranjero, lo cierto es que los trabajadores de hoy también pueden contar con el apoyo de estructuras organizativas que facilitan aspectos logísticos para las personas profesionales. Un ejemplo, es el programa Participate Learning, diseñado para educadores que vienen a enseñar un segundo idioma a los Estados Unidos. A la fecha, en un país como Costa Rica, desde 1987, han formado parte de este intercambio 250 educadores, de los cuales, hay 60 que están trabajando activamente en los Estados Unidos.

Participate Learning, es un programa completo que brinda a educadores con más de dos años de experiencia a tiempo completo, la posibilidad de hacer su trabajo sin tener que preocuparse de aspectos como gestionarse por cuenta propia una visa de trabajo, organizarse para rentar una casa de habitación, procurarse un mecanismo de transporte que lo lleve al empleo, asegurarse de contar con condiciones laborales legales, bien respaldadas y con todos los beneficios y garantías que puede tener un ciudadano del país, o incluso, tener que preocuparse por la condición de legalidad migratoria de la familia del trabajador si este decide viajar en compañía de sus seres cercanos.

En el caso del programa Participate Learning, todos los aspectos mencionados anteriormente, son facilitados por una estructura organizacional que ayuda a los educadores seleccionados a que, luego del debido proceso de reclutamiento, cuenten con las condiciones necesarias para que se puedan concentrar al 100% en su desempeño profesional.

A partir de agosto del 2021, el programa Participate Learning, abrió sus inscripciones para postularse al proceso de reclutamiento con 100 plazas para nuevos profesores que quieran viajar a apoyar la enseñanza bilingüe y el intercambio cultural en los Estados Unidos. Otros requisitos para ser elegibles, además de contar con dos años de experiencia como educador a tiempo completo, incluyen un manejo avanzado del idioma inglés, ser docentes titulados oficialmente, tener una licencia de conducir al día y experiencia al volante.

En este momento Participate Learning tiene abiertas postulaciones para puestos de educación primaria, en dos idiomas, tanto la alternativa en español/inglés como en mandarín/inglés; además de plazas para la enseñanza de estudios sociales, matemáticas o ciencias en dos idiomas (español/inglés).

La educadora Rebeca Pacheco, ha sido una de las personas reclutadas dentro del programa Participate Learning, para ella, esta experiencia internacional le ha ayudado a desarrollarse como profesional, a aprender nuevas metodologías de trabajo y el manejo de la tecnología dentro de la educación.

Quienes quieran aplicar al actual proceso de selección pueden acceder al enlace https://bit.ly/38q33ey el cual, estará abierto a recepción de solicitudes hasta el 30 de septiembre del 2021.

Pin It on Pinterest

Share This