Organización solicita emisión de un decreto de emergencia para agilizar la importación de las materias primas, insumos y fertilizantes.

Por Revista Summa

La Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA) hace un llamado a las autoridades del Gobierno para que adopten acciones que permitan mitigar el efecto negativo de la crisis mundial de logística marítima y la disminución en la producción de materias primas e insumos agropecuarios terminados importados, sobre la producción agropecuaria costarricense.

Los requerimientos planteados al Gobierno para hacer frente a esta situación generarían un impacto positivo en el sector y en la población nacional, según Francisco Muñoz, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria. Estas solicitudes son:

  • Rebajar el impuesto único a los combustibles.
  • Reducir las tarifas eléctricas.
  • Generar una moratoria, por parte del sistema bancario nacional, en pago de los créditos que actualmente tienen los productores, para que nos les afecte su flujo de caja.
  • Crear líneas de crédito flexibles para que los agricultores puedan atender la crisis.
  • Establecer un diálogo y negociación con las empresas navieras para buscar una
  • mejora en los precios de los fletes y del transporte marítimo.

“Nos hemos visto afectados porque somos los primeros actores en la cadena de distribución y se ha notado aumentos de hasta más del 100% en algunos insumos y materias primas para la producción, lo cual genera un encarecimiento en los precios de los bienes agropecuarios”, manifestó.

Adicionalmente, Rigoberto Vega, I vicepresidente de la CNAA solicitó la emisión de un Decreto de Emergencia el cual agilice la importación de las materias primas, insumos y fertilizantes utilizados por los sectores asociados a la Cámara, así como la canalización de recursos para el sector.

“Estamos muy preocupados por la afectación que están sufriendo nuestros sectores asociados ante la escasez y el galopante incremento de sus costos productivos, lo cual podría implicar insuficiencia de productos o un aumento de precios para la población. Le hacemos un llamado al Gobierno para que adopte las medidas que estamos solicitando”, señaló Vega.

Una escasez a nivel mundial de los insumos, materias primas, fertilizantes y concentrados para los animales de producción, pondría en riesgo las cosechas del 2022, lo que provocaría que la producción disminuya con la consiguiente afectación de los volúmenes de exportación y el abastecimiento de alimentos para el mercado nacional.

Se prevé que los precios de las materias primas y los insumos se normalicen en el 2023.

Pin It on Pinterest

Share This