Las familias de clase media y baja prevalecen como las mayores beneficiarias de los créditos para vivienda ofrecidos por el Banco Nacional, cuyo saldo de cartera para dicho sector creció 10,25% en el 2014 hasta sumar 1.054.252 millones de colones (US$1.950 millones).

Por Revista Summa

La mitad del saldo de la cartera de crédito para vivienda del Banco Nacional corresponde a préstamos entre los 15 millones (US$27.500) y los 50 millones de colones (US$91.700). “Dicho promedio es coincidente con nuestra vocación de apoyo y generación de oportunidades para la clase media”, explicó Juan Carlos Corrales, gerente general a.i. del Banco Nacional de Costa Rica.

Las familias más humildes, muchas de ellas vinculadas a proyectos de interés social, también tienen cabida en la cartera de créditos del Banco Nacional.  El 19% del saldo de la cartera para vivienda del Banco Nacional corresponde a préstamos entre los 3 millones (US$5.500) y los 15 millones de colones (US$27.500).

Otro canal que cada vez es más utilizado especialmente por el segmento de clientes tecnológicamente más sofisticados es el acceso a través de la herramienta virtual denominada Vivienda en Línea diseñada clientes que calculan sus cuotas e ingresan sus solicitudes a través de internet ingresando al sitio www.bncr.fi.cr y a través de la aplicación BN-Móvil para teléfonos inteligentes. Solo durante la Feria de la Construcción ingresaron a estudio 1000 solicitudes por aproximadamente 15.000 millones de colones (US$27,5 millones).

Crédito competitivo y justo

El irrefutable liderazgo del Banco Nacional en el financiamiento de soluciones de vivienda está vinculado a proveer condiciones justas, competitivas y accesibles para la población. En la reciente Expo Construcción ofrecimos la cuota por millón más baja. Lo hacemos con plazos más largos y exonerando a los clientes del pago de honorarios legales”, precisó Mynor Retana, director de Banca Hipotecaria del Banco Nacional.

Datos del Banco Nacional demuestran que el 27% de los créditos tramitados por la institución se gestionan en la red de oficinas.  “Esto es relevante tomando en cuenta que el Banco Nacional atiende otros segmentos como micro, pequeñas y medianas empresas y grandes corporaciones”, explicó Corrales.

En la actualidad, y acorde con la intención de los entes reguladores de reducir riesgos cambiarios para los clientes de productos financieros, el 60% de los saldos colocados por el Banco Nacional es en moneda local, según datos a diciembre del 2014.

Pin It on Pinterest

Share This