CAFSA reporta aumento en un 30% en el I trimestre de este año con respecto al 2016. 

Por Revista Summa.

El leasing se ha convertido en una oferta atractiva para adquirir vehículo y son cada vez más las personas que aprovechan los beneficios de esta figura en Costa Rica. Para los primeros meses del año 2017, el Grupo Financiero CAFSA, reportó un aumento en esta cartera en un 30% respecto al mismo periodo del 2016.

Cristian Soto, Gerente de Innovación Corporativa de CAFSA, explicó que el leasing básico sigue siendo el preferido de los clientes, sin embargo, también ofrecen otras opciones como el Renting, el Lexus Premium, Company Car y Flotilla sin preocupaciones.

“La industria se mueve rápidamente apuntando a brindar soluciones de transporte más que de adquisición de vehículos. El leasing es una figura que viene tomando auge, especialmente en las empresas arrendadoras que estamos inmersas dentro de una concesionaria de vehículos como lo es CAFSA con Grupo Purdy Motor. Esta relación nos permite brindarle al cliente un servicio integral pues les administramos y cubrimos todas sus necesidades de flota,”, agregó Soto.

Beneficios

La cuota pactada en el contrato de arrendamiento se puede deducir del impuesto sobre la renta en un 100%. Además, el leasing permite que el cliente pague por el uso del bien y no por su posesión, de esta forma se garantiza el buen estado del vehículo durante todo el plazo.

Otro de los aportes, es que el depósito de garantía puede ser del 0%, es decir el cliente no toca su capital, por el contrario lo puede invertir en su negocio.

“Al leasing vehicular pueden acceder las pequeñas, medianas y grandes empresas, así como profesionales independientes. En ambos nichos esta figura permite que los clientes enfoquen su capital en otras actividades productivas”, explicó Soto.

Por otro lado, permite facilidades para renovar el vehículo cada tres o cuatro años y en caso de que quiera devolverlo al finalizar el contrato, se le rembolsará el depósito en garantía.

Los requisitos para adquirir un leasing en el caso de personas físicas -por lo general profesionales independientes- es presentar la solicitud y el comprobante de ingresos. Mientras que para personas jurídicas, deben tramitar la solicitud, estados financieros auditados y el perfil de la compañía.

Pin It on Pinterest

Share This