Serán los primeros de un total de 28 depósitos que se instalarán en Abangares, Cañas, Bagaces, Tilarán, Liberia y La Cruz, para contrarrestar la escasez de agua.  

Por Revista Summa

Con una inversión de ₡70 millones por parte del Instituto de Desarrollo Rural (Inder) inició la construcción de los primeros 12 nuevos reservorios de agua de un total de 28 que se ubicaran en los cantones de Abangares, Cañas, Bagaces, Tilarán, Liberia y La Cruz.  

Las obras –cuya capacidad es de 50 mil metros cúbicos- se enmarcan en el Programa de Acción de Siembra y Cosecha de Agua de Lluvia, Bosques y Cambio Climático para Guanacaste (PASCA), liderado por el Fondo de Financiamiento Forestal (FONAFIFO), del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) de Costa Rica, y la Asociación para la Investigación y Desarrollo Integral (AIDER) de Perú. 

El objetivo principal de esta iniciativa –cuyo Plan de Acción para la región Chorotega 2020 – 2025 cubre los 11 cantones de de Guanacaste- es garantizar la continuidad de actividades pecuarias en periodos críticos a causa del cambio climático, fortalecer la seguridad alimentaria, el empleo y el desarrollo rural.  

La primera fase de PASCA se dio a principios de este año, con un proceso de capacitación de transferencia tecnológica en la gestión del recurso hídrico a productores de los cantones de Abangares, Cañas, Bagaces, Tilarán, Liberia y La Cruz. 

La ejecución se dio con la asistencia técnica auspiciada por la Unión Europea dentro del Programa Euroclima+ -que se lleva a cabo en Costa Rica y en Perú, por parte de la agencia de cooperación Expertise France- con el objetivo de generar una mayor conciencia en los productores sobre el cuido del recurso hídrico. 

La iniciativa no solo busca generar una mayor conciencia sobre el cuido del recurso hídrico, sino que también sirve de plataforma para el programa de educación ambiental. El objetivo es llegar a la población escolar y a grupos comunitarios, para desarrollar valores, capacidades, acciones y compromisos locales en una gestión ecológica participativa y concertada, además de estar orientada hacia el desarrollo humano, sostenible y equitativo.  

La implementación de este proyecto cuenta también con el apoyo de la organización Fundación para el Área de Conservación Arenal (FUNDACA y de los gobiernos locales de Liberia, Cañas, Tilarán, La Cruz y Abangares.  

Reacciones 

Claudia Dobles, coordinadora de la Región Chorotega. Todos los cantones guanacastecos se verán impactados positivamente por esta inversión, que garantizará el derecho al agua potable los 365 días del año para las comunidades. Además, la iniciativa estará acompañada por programas de educación ambiental sobre las consecuencias del cambio climático. Todo esto impulsará el desarrollo económico y social, siempre de manera resiliente» puntualizó la Primera Dama y coordinadora de la Región Chorotega. 

Andrea Meza, ministra de Ambiente y Energía. “Estos proyectos de adaptación son ejemplos de soluciones basadas en naturaleza, en donde se evidencia cómo restableciendo y favoreciendo ecosistemas, podemos asegurar la disposición de agua en periodos críticos y así los productores pueden seguir con sus cultivos y actividades pecuarias, e incluso incursionar en otras actividades para fortalecer de esa forma la seguridad alimentaria, la generación de empleo y el desarrollo rural, al mismo tiempo que luchamos contra las consecuencias del Cambio Climático”. 

Harys Regidor Barboza, presidente ejecutivo del Inder. “Garantizar el acceso al agua para la producción es urgente en Guanacaste. Para este año, el Instituto anunció que aportará ₡70 millones para la construcción de los 28 reservorios. Este es el inicio de muchos más que están previstos para Pacífico Central Norte, el Pacífico Central, Huetar Norte y la Región Central del país”.  

Gustavo Solano, coordinador binacional del proyecto. “Los reservorios de Liberia, Cañas, Tilarán, La Cruz y Abangares no son los únicos que se trabajarán este año, ya que tenemos previsto visitar otros sectores del país, como Oreamuno, en Cartago, con el objetivo de realizar una preselección y evaluar la posibilidad de comenzar a trabajar en ellos. Esto es algo que nos tiene muy entusiasmados, pues cada vez son más las personas que apuestan por la implementación de esta tecnología de transferencia de agua”.  

Douglas Barrantes Granados, jefe de AEA de Cañas. “Fomentar el uso de estas nuevas tecnologías para la obtención de agua en la región de Guanacaste donde sabemos que el déficit hídrico es cada vez mayor, es de gran importancia para la institución. Apoyamos en todo lo necesario para la implementación de esta tecnología en pequeños y medianos productores agropecuarios, donde puedan tener una alternativa verdaderamente viable y en conjunto con la naturaleza para hacer frente al cambio climático que estamos viviendo. Estos proyectos de Siembra y Cosecha de Agua de Lluvia, también nos permiten la alimentación de mantos acuíferos, que puedan acceder al recurso hídrico para sus actividades agrícolas beneficiando así, no solo donde se construye el reservorio, sino a todos los productores cerca del mismo”.  

Pin It on Pinterest

Share This