En Latinoamérica solo 18 aeropuertos cuentan con esta certificación.

Por Revista Summa

El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS) ratificó la certificación Airport Carbon Accreditation Nivel 2, por la reducción de la huella de carbono en las operaciones de su administrador. El reconocimiento Airport Carbon Accreditation consta de cuatro niveles y es otorgado por el Consejo Internacional de Aeropuertos.

Por segundo año consecutivo, el AIJS ocupa una posición líder en la región y se coloca al lado de importantes aeropuertos latinoamericanos como: El Dorado de Colombia, Salvador Bahía de Brasil, Guadalajara de México, Aeropuerto Internacional de Carrasco en Uruguay, entre otros.

“Este logro pone en manifiesto las acciones puntuales que ha realizado AERIS para continuar el proceso de disminución de la huella de carbono y trabajar en pro de la eficiencia en la administración de sus recursos. De esta manera reafirmamos el compromiso que tiene AERIS con la sostenibilidad aeroportuaria y el desarrollo sostenible del país de cara a la meta de descarbonización para el 2050”, afirmó Adriana Bejarano, jefa de Ambiente, Salud y Seguridad de AERIS.

Para obtener la ratificación del Nivel 2 de esta certificación, AERIS puso en marcha un proceso de reducción de emisiones, principalmente en materia de consumo de energía eléctrica y combustibles. Estas emisiones representan el 90% de las reportadas a la Airport Carbon Acreditation (ACA):

Durante el 2019 se continuó con la modificación de frecuencias y duración de las pruebas de equipos para suministro de energía en caso de emergencia, así como las mejoras en los programas de mantenimiento, con tareas que beneficiaron la eficiencia energética.

Estas acciones se suman a las que ya se habían implementado para lograr la acreditación en el Nivel 2, también en materia de eficiencia del consumo energético:

a) Renovación del sistema de iluminación con tecnología eficiente.
b) Cambio del 100% de las luces de borde de pista de tecnología incandescente a tecnología Led.
c) Instalación de equipos más eficientes en consumo energético en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del Aeropuerto.
d) Mejoras de la gestión de mantenimientos preventivos en las unidades de aire acondicionado, bajo el Building Management System (BMS).
e) Campañas de Concientización para un consumo consciente de la energía eléctrica.
f) Renovación de la flotilla vehicular por autos más eficientes.

La compañía mantiene su visión y compromiso para alcanzar el tercer nivel del certificado en los próximos años, y así continuar su labor y liderazgo en la gestión aeroportuaria sostenible. En el nivel 3, llamado Optimización, además de que es necesario cumplir con todos los requisitos del nivel 1 (Mapeo) y del nivel 2 (Reducción), se debe ampliar el alcance de la reducción de la huella de carbono para incluir un rango de emisiones de alcance 3, es decir, emisiones del ciclo de aterrizaje y despegue, acceso de superficie al aeropuerto para pasajeros y personal; y emisiones de viajes de negocios del personal.

“Seguiremos trabajando para alcanzar el próximo nivel mediante el involucramiento de los operadores, aerolíneas, proveedores y demás empresas que forman parte de la comunidad aeroportuaria. Estos esfuerzos nos conducen a una gestión cada vez más responsable, sostenible y competitiva”, agregó Bejarano.

En línea con este programa y bajo el liderazgo de AERIS, Costa Rica cuenta con la presidencia del Comité Ambiental para América Latina y el Caribe, del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI-LAC) lo que le permite promover buenas prácticas de sostenibilidad entre los aeropuertos de la región.

Pin It on Pinterest

Share This