Medidas anunciadas la semana pasada, no detuvieron las protestas, que continuan este jueves en varias zonas de este país de 4,2 millones de habitantes.

Por EFE

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, anunció este jueves el equipo de ministros que negociará con los gremios y sindicatos que mantienen desde hace casi tres semanas protestas contra la carestía de la vida y corrupción, y pidió que se lleguen a acuerdos para solventar la crisis.

«Yo le pido a los panameños que nos pongamos de acuerdo», expresó Cortizo en un mensaje al país televisado poco antes de la instalación este jueves de una mesa única de diálogo con representantes de los gremios y sindicatos que impulsan las protestas y una huelga docente, que han causado desabastecimiento de alimentos y pérdidas millonarias.

La mesa, que tiene sede en la provincia interior de Coclé y está mediada por el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, abordará 8 temas consensuados, en unas reuniones preparatorias esta semana, por los gremios, sindicatos y organizaciones sociales, que han exigido al Gobierno que llegue «con respuestas» a estas negociaciones.

Entre los 8 temas están la rebaja y congelamiento del precio de la canasta básica de alimentos, del combustible, los medicamentos en la Caja de Seguro Social, y de la electricidad; el aumento del presupuesto educativo, y la corrupción y transparencia.

Cortizo, de 69 años y usando mascarilla, recalcó que ya su administración congeló en 3,25 dólares el galón (3,78 litros) el precios de los combustibles – que ahora se venden por encima de los 5 dólares la de 95 octanos – «el más bajo por lejos» en Centroamérica, y que esta medida conlleva un «sacrificio presupuestario» para el país.

El Ejecutivo, recordó Cortizo, también congeló el precio de 10 alimentos básicos, que se suman a otros 8 ya en esta situación, y anunció un plan de austeridad que incluye reducir en un 10 % el gasto público.

Estas medidas, anunciadas la semana pasada, no detuvieron las protestas, que continuaban este jueves en varias zonas de este país de 4,2 millones de habitantes.

El mandatario dijo que como parte de las medidas de ajuste presupuestario enviará a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) la petición de derogación de dos leyes referidas a unos cuestionados incentivos turísticos que se traducirían en millones de dólares menos en la recaudación de impuestos.

Cortizo también pidió a los manifestantes que levanten los bloqueos en los distintos puntos de la Carretera Interamericana, que cruza el país y lo une con Centroamérica, donde centenares de camiones permanecen varados con mercancías que se dirigen a la capital y demás centros urbanos.

«Los que están todavía con algunos puntos bloqueados que los abran (…) no podemos hacernos daño a nosotros mismos», expresó el jefe del Estado, al destacar que esta situación afecta el desarrollo de las actividades económicas o que perjudica a los enfermos que requieren atención médica.

El presidente aseveró que los actos de «vandalismo» que se han registrado en algunas manifestaciones y bloqueos de carreteras serán sancionados.

«Este es un país de ley y orden (…) No se puede permitir el vandalismo ni el oportunismo de una minoría de panameños, porque la mayoría de los panameños son gente buena».

Pin It on Pinterest

Share This