La compañía no ha divulgado qué impacto económico ha tenido esta situación.

Por Revista Summa

En declaraciones realizadas luego de la conferencia de apertura del ALTA Airline Leaders Forum que está teniendo lugar en Brasilia, el CEO de Copa Airlines, Pedro Heilbron, expresó que la compañía tiene desprogramados sus Boeing 737 MAX 9 hasta finales de enero inclusive, aunque siempre sujeto a que la recertificación por parte de la Federal Aviation Administration se produzca en los tiempos esperados.

Al momento del grounding oficializado a fines de marzo de este año, Copa operaba seis aeronaves de esa variante, las cuales están almacenadas en Panamá. Además hay otras cuatro más que fueron fabricadas por Boeing pero que no llegaron a ser entregadas a la aerolínea.

El directivo dijo que, una vez que se levante el grounding de los MAX, volver a ponerlos en funcionamiento les llevaría unas dos semanas.

La compañía no ha divulgado qué impacto económico ha tenido esta situación, y en lo que respecta a pedir compensaciones a Boeing, Heilbron manifestó: «creo que todas las aerolíneas del mundo se van a sentar con el fabricante a hablar de compensaciones; nosotros no hemos iniciado esa conversación».

«Pensamos que lo más importante es que se resuelva esta situación, y tenemos plena confianza en que el 737 MAX es una gran aeronave, que obviamente tuvo problemas serios y lamentables, pero confiamos que será un avión muy seguro a futuro en especial después de todas estas revisiones a las que ha sido expuesta», concluyó.

Pin It on Pinterest

Share This