Algo que debe cambiar: el reconocimiento de los logros.

ENCUESTAS Y RANKINGS: Unidad de Inteligencia y Análisis de Revista Summa TEXTOS: Rocío Ballestero

Es una de las áreas más estratégicas dentro de la gestión de talento y, entendiéndolo bien, el mayor motor para las empresas por ser el pilar para que la gente talentosa quiera trabajar y permanecer en ellas.

Se trata de cuidar el ecosistema donde vive el trabajador, abordando distintos componentes: liderazgo, trabajo en equipo, relaciones interdepartamentales, elementos de bienestar, las herramientas de trabajo y las condiciones que hacen que una persona esté a gusto y pueda ser más productiva.

“Lo que marca la diferencia es hacer que la gente sienta, auténticamente, que con su traba- jo cumple un propósito; que los líderes son verdaderos mentores que los guían, los valoran y se preocupan porque aprendan y crezcan. No es como se creía antes, que mejoraba con instalar áreas de descanso y amenidades. Eso es algo complementario”, destaca Cristina Cubero, directora de Consultoría de Deloitte.

El clima organizacional es medible y para su adecuado diseño se debe considerar todo el viaje del colaborador: desde que llega al trabajo, las interacciones que tiene y con quién se reúne hasta las herramientas que usa, las ta- reas que le cuestan y los elementos que se las hacen más fáciles. El fin: corregir y mejorar lo que corresponda y acompañarlo para que se desarrolle como debe. Una comunicación interna transversal y fluida es fundamental. Cuanto más escuchados, integrados y valorados se sientan los empleados, más se implicarán en la misión de la compañía.

El peso de las impresiones

El lugar físico, por modesto que sea, debe reunir condiciones de bienestar para los usuarios, contemplando elementos como la iluminación, el orden, el aislamiento acústico, la distribución de los espacios de trabajo y las zonas de descanso. Todo eso influye en su ánimo y su comportamiento.

Otro punto relevante es establecer políticas que permitan equilibrio entre la vida personal y laboral, así como hábitos saludables, a través de favorecer tendencias como la flexibilidad horaria, el teletrabajo, el salario emocional y el wellness corporativo.

Comprender y gestionar la diversidad generacional también se está convirtiendo en una competencia necesaria. “Tanto las generaciones mayores como las actuales tienen pros y contras en su forma de trabajar. Lo que las empresas deben hacer es enfocarse en sus puntos positivos, potenciarlos y asignar a cada quien un cargo donde pueda demostrar todas sus competencias”, sostiene James Hernández, presidente de Trust Corporate. Considera, por ejemplo, que los Millennials son proactivos, innovadores y manejan a la perfección la tecnología, pero en ciertos ca- sos pueden ser inmaduros. En cambio, los Baby Boomers y la generación X tienen más experiencia, buscan estabilidad y son más maduros, pero en mu- chas ocasiones se resisten al cambio y son menos dotados en te- mas de tecnología. Lo ideal es sumar en lugar de restar: integrar a las diferentes generaciones para que aprendan a compartir, a trabajar en equipo y se brinden ayuda mutua.

Beneficios de un ambiente laboral positivo

  • Genera motivación y un mayor sentimiento de pertenencia hacia la organización, lo cual automáticamente estimula un mejor desempeño en los trabajadores y la rentabilidad de la empresa. Por el contrario, un ambiente negativo provoca bajo rendimiento y situaciones de conflicto.
  • Ayuda a disminuir el ausentismo y la rotación de personal.
  • Incrementa la productividad y da pie a cambios transformadores, la creatividad y la innovación.
  • Permite que el talento humano se vincule con los sistemas organizativos.

6 factores esenciales de un clima organizacional irresistible

1 Trabajo significativo: Las personas necesitan asumir y sentir, auténticamente, que lo que hacen a diario cumple un propósito y contribuye con el objetivo estratégico de la organización.

2 Gestióndeapoyo: Brindar retroalimentación, coaching y orientación para que los trabajadores puedan crecer en la empresa y tengan objetivos claros. Ser ágiles en la gestión del desempeño: no es decir a las personas en qué van mal, sino acompañarlas para que logren desarrollarse diferente.

3 Ambienteproductivo: Ofrecer bienestar, flexibilidad laboral para combinar horarios y actividades, respeto a la persona y orientación hacia la diversidad y la inclusión.

4 Oportunidades de crecimiento: Facilitar la movilidad del talento para que las personas crezcan tanto de forma horizontal como vertical en la organización, bajo una cultura de aprendizaje de alto impacto.

5 Confianza en el liderazgo: Contar con líderes transparentes, empáticos, que inspiran y transforman la empresa, que se ganan el respaldo de sus subalternos.

6 Salud y bienestar: Cuidar y proteger la condición y salud física, psicológica y financiera de las personas y darles apoyo para que cada vez estén mejor.

¿Qué se entiende por excelencia en clima organizacional?

Ofrecer un ámbito de trabajo agradable, estimulante para todos y propicio para las labores a realizar, que genere equipos más productivos, motivados e identificados con la empresa. Se fomenta la cultura del aprendizaje continuo, el bienestar de los colaboradores y los líderes impulsan valores como el respeto, la confianza y la escucha activa; manejan apropiadamente las crisis y hacen que su gente se involucre en las soluciones y las distintas actividades de la empresa.


Pin It on Pinterest

Share This