De acuerdo con la ley guatemalteca, el estado de calamidad establece la posibilidad de limitar la libre locomoción de la población.

Por EFE

El Congreso de Guatemala dejó sin vigencia este lunes el estado de calamidad impuesto el pasado 2 de septiembre por el presidente del país, Alejandro Giammattei, para evitar la expansión del SARS-CoV-2.

Con 81 votos a favor, el Organismo Legislativo rechazó y dejó sin efecto el Decreto Gubernativo 8-2021 ordenado por Giammattei, en el que se estipulaba un estado de calamidad por 30 días y un toque de queda de 8 de la noche a 4 de la mañana.

La medida había sido dictaminada por el presidente, tras un Consejo de Ministros, para, según el gobernante, buscar evitar la expansión de la covid-19, que ha atacado al país con fuerza en los últimos meses.

Sin embargo, la oposición en el Congreso unió su fuerza para conseguir este lunes por la noche los 81 votos necesarios y derogar la medida, criticada ya que permite al Gobierno hacer compras estatales con mayor libertad lo que, según expertos, se aprovecha para cometer ilegalidades.

El presidente del Congreso, Allan Rodríguez, también fue objeto de reproches en una frenética y maratoniana sesión parlamentaria, ya que mantuvo abierta la votación para aprobar el estado de calamidad por más de 50 minutos, en busca de recolectar los sufragios necesarios.

Rodríguez, de la agrupación política Vamos, que llevó al poder a Giammattei en 2020, finalmente tuvo que cerrar la votación, especialmente ante las quejas del legislador de oposición, Aldo Dávila, quien lo tachó de «corrupto» y de negociar sufragios a cambio de prebendas.

El rechazo del Congreso al estado de calamidad es el segundo que se registra en dos meses, ya que el pasado 23 de agosto también fue denegado un acuerdo gubernativo idéntico presentado por el Gobierno de Giammattei.

De acuerdo con la ley guatemalteca, el estado de calamidad establece la posibilidad de limitar la libre locomoción de la población, impedir concentraciones de personas y suspender reuniones, entre otras medidas.

El Gobierno de Giammattei ya había establecido con éxito en julio un estado de prevención con el mismo fin de evitar la expansión de la covid-19.

Guatemala suma 488.538 casos positivos del coronavirus y 12.315 muertes a causa de la enfermedad, de acuerdo a información oficial. Ambas cifras son las más altas de Centroamérica.

El país que preside Giammattei se encuentra con una ocupación hospitalaria del 97 por ciento en pacientes graves y 305 de los 340 municipios que componen el territorio están en el máximo nivel de alerta por los contagios, especialmente por la variante delta.

Pin It on Pinterest

Share This