Nueve de cada diez CEO en el mundo (87% Global, 88% México, 80% Centroamérica) afirman estar listos para realizar una adquisición en los próximos tres años.

Por Revista Summa

Directores y directoras generales de las empresas más grandes del mundo son cada vez más optimistas sobre las
perspectivas de su propio negocio y, a pesar de que la variante Delta del virus ralentizó el ‘regreso a la normalidad’, su confianza en la economía global ha vuelto a niveles que no se veían desde el inicio de la pandemia. El estudio KPMG 2021 CEO Outlook. Conectividad, enfoque en las personas y liderazgo con propósito, que encuestó a más de 1,300 CEO globales sobre sus estrategias y perspectivas en un horizonte de tres años, encuentra que 60% (74% México, 58% Centroamérica) confía en las perspectivas de crecimiento de la economía global durante los próximos tres años (en contraste con el 43% de CEO Outlook Pulse 2021, que se llevó a cabo entre enero y febrero de 2021).

Las perspectivas de crecimiento de la economía global alientan a la Dirección General a invertir en expansión y transformación empresarial: 64% (68% México, 78% Centroamérica) ha identificado métodos de crecimiento inorgánicos como joint ventures, fusiones y adquisiciones (M&A) y alianzas estratégicas, como la principal estrategia de crecimiento para su organización; 87% (88% México, 80% Centroamérica) declara estar buscando realizar adquisiciones en los próximos tres años para ayudar al crecimiento y transformación de sus negocios.

El análisis identifica que 30% (22% México, 31% Centroamérica) planea invertir más de 10% de los ingresos de la organización en medidas y programas de sustentabilidad en los próximos tres años.

Víctor Esquivel, Socio Director General de KPMG en México y Centroamérica, comenta: “La pandemia puso a prueba la resiliencia de las organizaciones, cuyos directores vuelven a confiar en el crecimiento de la economía, lo cual ha fomentado que opten por estrategias de crecimiento orgánico e inorgánico. Observamos que la Dirección General mantiene el foco en las personas y el propósito, pues se está adaptando a las nuevas demandas del mercado laboral, al tiempo que coloca los temas ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) en el centro de su estrategia y liderazgo. Esto pone de manifiesto la alta capacidad del CEO para enfrentar un mundo que, definitivamente, cambió con la pandemia”.

Hallazgos clave:

Alcanzar los objetivos net zero
Entre los desafíos económicos, sociales y ambientales que enfrenta el mundo, los grupos de interés están ejerciendo una enorme presión sobre las empresas para abordar el tema del cambio climático y buscar un impacto positivo en la sociedad. Como resultado, a más de una cuarta parte (27%) le inquieta que no cumplir con las expectativas con respecto al cambio climático dificulte el acceso al mercado de capitales (24%México, 49% Centroamérica).

Más de la mitad (58%) afirma que enfrenta una mayor demanda de información sobre aspectos ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) por parte de sus grupos de interés, como inversionistas, reguladores y clientes (76% México, 71% Centroamérica). Además, tres de cada cuatro (74%) identifican la COP26 como un momento crucial para inyectar urgencia en la agenda del cambio climático (86% México, 72% Centroamérica).

La encuesta muestra que el objeto social o propósito, es decir, lo que representa la empresa y su impacto en las comunidades y en el planeta está impulsando a 73% (90% México, 86% Centroamérica) a actuar para abordar las necesidades de grupos de interés como clientes, empleados, inversionistas y comunidades.

También ha habido un aumento de 10 puntos desde principios de 2020 en la cantidad de directores y directoras generales que afirman que su objetivo principal es incorporar su propósito en las decisiones que toman para crear valor a largo plazo en dichos grupos de interés (64% Global, 66% México, 60% Centroamérica), y nueve de cada diez (86%) afirman que su propósito determinará la asignación de capital y las estrategias de crecimiento inorgánico (88% México, 89% Centroamérica).

“Hoy, el mercado exige que las organizaciones sean responsables y que tengan una verdadera orientación al cliente, fundamentada en la confianza y la transparencia. Las empresas que puedan cumplir con un propósito confiable y responder con agilidad a las crecientes expectativas de la sociedad, mientras impulsan un desempeño empresarial sostenible, estarán mejor posicionadas para prosperar frente a sus competidores”, comenta Milton Ayón, Socio Director de KPMG en Panamá y Líder de Centroamérica.

Cambio de enfoque hacia los riesgos operativos y ambientales

Al analizar los riesgos para el crecimiento a tres años, se identifican tres áreas principales de riesgos: cadena de suministro, ciberseguridad y cambio climático; en este sentido, 56% afirma que la cadena de suministro de su empresa ha estado sometida a mayor estrés durante la pandemia (60% México, 62% Centroamérica).

Cambiar el sentir sobre el futuro del trabajo

Solo 21% (12% México, 18% Centroamérica) planea reducir, o ya ha reducido, la huella física de su organización, un cambio dramático desde agosto de 2020, con la primera ola de la pandemia en su punto máximo, cuando 69% (82% México, 90% Centroamérica) afirmaba que planeaba reducir su espacio físico.

En cambio, actualmente más de la mitad (51%) se enfoca en proporcionar mayor flexibilidad a su fuerza laboral, invirtiendo en espacios de oficina compartidos (50% México, 40% Centroamérica), en contraste con el 14% de CEO Outlook Pulse 2021 de inicios de año (enero-febrero). Además, 37% (34% México, 33% Centroamérica) ha implementado un modelo híbrido de trabajo para su personal, en el cual la mayoría trabaja a distancia durante dos o tres días a la semana.

Reformas fiscales internacionales sin precedentes: un enfoque importante para el CEO Tres de cada cuatro CEO (74%) consideran que la presión ejercida sobre las finanzas públicas por la respuesta a la pandemia ha aumentado la urgencia de la cooperación multilateral en el sistema fiscal global (78% México, 85% Centroamérica). Al mismo tiempo, 77% (76% México, 69% Centroamérica) coincide en que el régimen fiscal mínimo global propuesto causa «inquietud significativa» de cara a los objetivos de crecimiento de su organización, generando preocupación por los riesgos regulatorios, que ocupan el 2. o lugar en el mundo, 4. o en México, 6.° en Centroamérica (ver tabla).

Finalmente, el estudio muestra que 74% (88% México, 78% Centroamérica) reconoce el fuerte vínculo entre la confianza del público en sus negocios y cómo su enfoque fiscal se alinea con sus valores organizacionales. A medida que las empresas apuntan a reconstruirse mejor, la mayoría (68%) siente más presión por informar públicamente sobre sus contribuciones fiscales como parte de sus compromisos ASG (72% México, 73% Centroamérica).

Pin It on Pinterest

Share This